* Siguen desaparecidas cinco mil personas

Por La Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Autoridades de Indonesia actualizaron a mil 948 la cifra de muertos tras el terremoto magnitud 7.5 y posterior tsunami que sacudieron la región central de la isla de Célebes el pasado 28 de septiembre, aunque se calcula que aún hay unas cinco mil personas desaparecidas.
El domingo pasado se informó que la cifra de fallecidos era mil 944, pero en una rueda de prensa en Yakarta, se actualizó la cifra a mil 948. De ese total, 885 han sido enterradas en fosas comunes y del resto se encargaron sus familiares.
Además, dos mil 549 personas que resultaron heridas siguen hospitalizadas y 74 mil 444 indonesios se encuentran en centros de desplazados.
De acuerdo con las cifras oficiales 65 mil 733 viviendas resultaron destruidas o dañadas y las autoridades estiman que cerca de cinco mil personas han quedado sepultadas por el barro en Petobo y Balaroa, dos zonas de Palu.
Palu, capital de Célebes Central que tenía una población de alrededor de 350 mil personas antes de la catástrofe, es la zona más golpeada por el desastre.
Willem Rampangilei, jefe de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), dijo que el problema que enfrentan ahora es cómo enviar asistencia sanitaria a las zonas aisladas. “Actualmente estamos usando helicópteros para llegar hasta ellos”, dijo en una conferencia transmitida por televisión.
Según la BNPB, el servicio de agua, electricidad y gasolina ha sido restablecido casi en su totalidad en la mayoría de zonas afectadas, donde volvieron a abrir bancos y mercados en los últimos días.
Yoedhi Swastono, jefe de la división de la BNPB encargada de coordinar la ayuda internacional, dijo que Indonesia ha recibido ayuda logística y material, como generadores, material de acampada y aviones de transporte de 13 países, y añadió que otros países han colaborado con donaciones económicas.
Por su parte, el gobernador de la provincia de Célebes Central, Longki Djanggola, llamó a la población a “recuperar la vida normal”, mientras continúan las operaciones de búsqueda de supervivientes y desaparecidos, mismas que se mantendrán hasta el próximo jueves.
El Ministerio de Educación también llamó a los responsables de las zonas afectadas a reanudar las clases.
El desastre natural en Célebes es el peor ocurrido en Indonesia después del tsunami que barrió la provincia de Aceh, en el oeste del archipiélago, en 2004, cuando murieron 167 mil personas.