El “Titiyo” no convenció ni a su familia que votarán por Hilaria

-Primero de junio: el voto de un pueblo cansado
-En Acaponeta, el SUTSEM operó a favor del PRI…
-Beto Parra fue representante de casilla de López Obrador…

-Bueno, el presidente municipal priista de Tecuala, Heriberto López Rojas “Titiyo”, no ayudó ni en su casilla a su candidata Hilaria Domínguez Arvizu. Heriberto López Rojas “Titiyo”, votó en la casilla 579 Básica, en la comunidad de Atotonilco, donde Hilaria Domínguez Arvizu, apenas obtuvo 48 votos, y el contrincante de MORENA se llevó 158 sufragios. Heriberto López Rojas no convenció ¡ni a su familia!, mucho menos a los amigos o vecinos de su pueblo natal para que votaran a favor de Hilaria Domínguez Arvizu. Las palabras, los discursos, las promesas de lealtad en reuniones de partido salen sobrando al momento de ver las sábanas del INE pegadas a un costado de la Escuela Primaria Felicitas López Nungaray, de clave 18DPR0764Z, de Atotonilco. Así estuvieron las traiciones dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el municipio de Tecuala, donde muchos tricolores fingieron que ayudaban a su candidata, pero por la espalda le clavaban las puñaladas. Eso sí, todavía en octubre, noviembre y diciembre próximos, Heriberto López Rojas andará buscando a los diputados federales de su partido el PRI para pedirles obras para su municipio.
-Yo siempre lo dije: el mejor publicista de Andrés Manuel López Obrador fue Enrique Peña Nieto. Si a los grandes errores político-administrativos del PRI (robos, fraudes, impunidad, narcotráfico, privatizaciones, etc.), le sumamos la firma de Pacto por México donde el tricolor, el PRD y el PAN se comprometieron a bajar los energéticos, mejorar la educación, eficientar la captación de impuestos y generar empleos, cosa que jamás sucedió en cuatro años, el pueblo mexicano pedía un giro radical de gobierno. Enrique Peña Nieto, el PAN y el PRD, prometieron mejorar la calidad de vida de los mexicanos, sin en embargo, en seis años subió la gasolina de 12 a 20 pesos, contrario a ello, el salario de la clase trabajadora jamás se incrementó. La canasta básica se duplicó y los sueldos apenas subieron un lacónico 10 por ciento en este sexenio. Contario a la generación de más pobres, los mexicanos vimos como la clase política se hacía millonaria sin que fueran castigados, y sus socios de negocio, la clase empresarial, prosperaba. En conclusión: en seis años de gobierno priista los mexicanos vimos que la riqueza se acumulaba en las manos de unas 600 familias, mientras nos distinguíamos como nación entre las más corruptas del planeta. Esto fue el caldo para que creciera la figura de una persona que enarbolaba ese descontento social, me refiero a Andrés Manuel López Obrador. El PRI, no tiene por qué sorprenderse. Los resultados electorales del pasado domingo son un producto de su actuar. La corrupción y la impunidad que generaron fue proporcionalmente al 53 por ciento del voto aproximado que obtuvo el presidente electo.
-En Acaponeta el SUTSEM anduvo operando para el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Esta jornada electoral se le vio muy activo el trabajador de Gobierno del Estado, Roberto Gaspar Tiznado Aviléz. A pesar que Águeda Galicia Jiménez ordenó que sus cuadros apoyaran a MORENA, hubo quienes se salieron del redil político y saltaron trancas. Roberto Gaspar Tiznado Aviléz, en la pasada elección del 2017 apoyó al PRI, incluso siendo coordinador regional, desobedeciendo a Águeda Galicia Jiménez, y ya en esta elección del 2018 volvió a aplicársela a su líder sindical. Pareciera que Galicia Jiménez ya no tiene control de sus representados.
-Alberto Parra Grave, ex presidente municipal emanado del PRD (2008-2011), esta jornada electoral laboró como representante del candidato Andrés Manuel López Obrador. Parra Grave representó al candidato morenista en la casilla 560, que se instaló en la Escuela Primaria Vicenta Luna Rios, en Tecuala. Ahí Andrés Manuel López ganó con 134 votos, contra los 25 sufragios de Ricardo Anaya.
-Malestar en Tecuala por que el INE no instaló la Casilla Especial, que siempre se ubicaba en el kiosco de la Plaza Principal. Armando López, vecino de Caborca, Sonora, pero originario de Tecuala, criticó que en esta elección él y su familia tuvieran que viajar hasta Acaponeta para sufragar. ¡Dos horas y media! se pasó parado al pie de los árboles de la Plaza Miguel Hidalgo, para poder cumplir como ciudadano. Y luego el INE se queja de la baja participación de los ciudadanos en edad de votar.
Los Clasificados
Que no hay orden entre los comerciantes dentro del histórico de Tecuala, en el tema de los anuncios y cartelones en la vía pública, dice el historiador y cronista Ignacio Palomino.
Expresa que a pesar de haber un reglamento, pocos son los vendedores que respetan la ubicación y tamaño de los anuncios. Gracias por escribirme a: jesuscervantes1@outlook.com