* Denuncian irregularidades presuntamente cometidas por el Diputado Federal

Por: Víctor Trejo Olmos

Bahía de Banderas, Nayarit. Jueves 31 de mayo del 2018.- Metió a su esposa a la nómina, justificó gastos con facturas apócrifas y solicitó apoyo a su bancada para enmendar estos errores, parte de las razones que pudo haber tenido el diputado federal Moisés Guerra Mota, para dejar el Movimiento Ciudadano.
Fue en la columna Bajo Reserva del Universal en donde denuncian parte de las razones por las que el diputado federal de San José del Valle, Moy Guerra, dejó al MC para brincarse a Morena.
“El legislador federal, nos detallan, tuvo grandes motivos para pasarse a las filas del Tabasqueño, pues tiene varios fierros en la lumbre por su gestión como diputado. Nos explican que las autoridades de la Cámara de Diputados, andan sobre él porque debe comprobar varias irregularidades, entre ellas que tenía a su esposa como secretaria de la Comisión de la Ciudad de México, y a su secretario particular lo acomodó en la secretaría de la Comisión de Agricultura. Nos afirman que además hay detectadas irregularidades en la compra de boletos de avión y en gastos de su casa de atención ciudadana, además de los gastos de asistencia legislativa. Nos hacen ver que en todo este pendiente de comprobación hay facturas apócrifas. Y ante tal presión de las autoridades administrativas pidió a su bancada del MC que le ayudaran a arreglar el asunto, o se iba a otro partido. Y al parecer el movimiento de don Andrés le abrió los brazos. Sabrán que tiene cuentas pendientes, y que podrían haber compartido más un problema que un aliado?”.
El artículo corrió en varios muros en los que además se cuenta parte de las maniobras legislativas del Moy. Una de esta relata la manera en la que hizo llegar una obra con recursos autoasignados por los diputados, de los cuales se presume acomodaban con empresas a modo, para construir la calle de su casa. Y en efecto el libramiento en concreto hidráulico hizo olvidar el lodazal que se hacía en esa vialidad.
Otras más es que el diputado vivía en un hotel, no tenía casa de enlace y gustaba por irse de shooping al barrio Bravo de Tepito, según para hacer rendir más el moche.