Es un foco de infección, que está afectando a los habitantes de Pantano Grande y a quienes pasan por la carretera internacional rumbo al Oriente o al Poniente del crucero de Santiago Ixcuintla

Por: Misael Santana Huerta

Ejido de Pantano Grande del municipio de Santiago Ixcuintla, Nayarit. A 13 de Febrero de 2020. Con lágrimas en los ojos como queriendo llorar, nos abordó un ciudadano, que anda trabajando en las calles de Tuxpan, arreglando las calles con empedrado ahogado.
Al ver que tomábamos fotos a los empedrados que ya están terminados, o a los que andan haciendo, se nos acercó con humildad para preguntarnos que si trabajábamos para algún periódico a lo que le contestamos que sí.
Para optar de inmediato, por preguntarnos, que cuál sería el costo, de una nota que deseaba publicar, para contestarle que cero pesos, si lo que deseaba publicar era de índole social.
Para optar por decirnos que lo que deseaba publicar, era acerca del basurero que el Ayuntamiento de Santiago, tiene y tira a diario, en las cercanías del ejido PANTANO GRANDE Y EL CRUCERO DE SANTIAGO.
Lo que nos llevó a contestarle que no se le cobraría ningún cinco, e invitándolo a que nos contara acerca de ese basurero, al que no se le puede llamar relleno sanitario nos dijo para empezar, pero sí ” basurero” que contamina la región.
Para iniciar el diálogo con el respetable ciudadano del ejido Pantano Grande que se ubica a unos metros al poniente siguiendo la carretera, nos dejó en claro, que el destino de ese basurero era un kilómetro más adentro de donde hoy tiran la basura.
Es decir cercas en donde se encuentra la pista de aterrizaje de las avionetas que se dedican a fumigar las siembras en las tierras de cultivo, desconociendo el motivo del por qué no se tiró la basura del municipio ahí, consistente en un barranco, de grandes magnitudes.
Ya que si se hubiera respetado ese proyecto original, para el fin del relleno sanitario, no se estuviera, contaminando el ambiente del ejido de PANTANO GRANDE, y los ciudadanos que pasan por la carretera internacional rumbo al Poniente o al Oriente, no estuvieran sufriendo esos desaciertos y no pasaran echando chispas de la indignación, al tener que subir los vidrios de las puertas para evitar la infiltración del humo contaminado que se mueve para donde corre el aire.
Así lo dijo nuestro declarante y así lo dicen quienes pasan por el crucero de Santiago Ixcuintla Nayarit.