Pone en riesgo la vida de las personas

Por: Emilio Castillo Hernández

Tecuala, Nayarit. 04/02/20. – Vecinos de la colonia Juan Escutia del municipio de Tecuala denuncian que la constructora fantasma (nadie sabe como se llama) que está realizando la obra de introducción de agua potable en dicha colonia, es una constructora irresponsable ya que la semana pasado abrió varias zanjas pero ya no trabajo, dejando abierta las zanjas, dificultando la entrada a las casas de los vecinos y no dejo algún señalamiento por lo que la varios motociclistas cayeron en la zanjas y se lastimaron.
El peligro duro varios días, ya que no se realizaron trabajos los días viernes 31, sábado 1 de febrero, domingo 2 y lunes 3, por las lluvias las zanjas se llenaron de agua y fue lo que provocó varios accidentes, por todo esto los vecinos se encuentran molestos y denuncian a la constructora fantasma.
El municipio ha tenido la mala fortuna de que las obras las realicen constructoras irresponsables y fraudulentas y parece que en esta ocasión no será la excepción, ya de dieron varios accidentes el fin de semana pasado.
Todo indica que nadie supervisa a quienes realizan las obras en el municipio es por eso que los dueños de las constructoras realizan obras de mala calidad y ponen en riesgo a los ciudadanos que viven en la colonia en donde se están realizando las obras, toda vía está latente la tragedia que se vivió en Acaponeta en donde por irresponsabilidad de muchas personas; las cuales por cierto continúan libre a pesar de tener manchadas las manos de sangre, murieron 6 personas al realizar trabajos en una obra que jamás fue supervisada por alguna autoridad.
Los vecinos de la colonia Juan Escutia esperan que no suceda una desgracia para que alguna autoridad meta en cintura a la constructora irresponsable, la cual por lo menos ponga algún señalamiento de que se está realizando una obra y las personas tengan precaución al circular por las calles y al entrar a las casas.
Según los denunciantes alguien no está haciendo su trabajo, por eso es que la constructora se maneja a su antojo y por lo tanto está poniendo en riesgo a los ciudadanos.