Santiago.

El presidente Enrique Peña Nieto calificó que pretender construir un muro fronterizo entre México y Estados Unidos “no es un gesto amistoso” del mandatario estadunidense Donald Trump.

“Si bien la construcción del muro no es un gesto amistoso, se trata de un tema de política interior en el que el pueblo y el gobierno estadunidenses habrán de tomar una decisión soberana”, puntualizó en una entrevista para el diario El Mercurio.

En Twitter, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, señaló que en la llamada del 20 de febrero entre los presidentes Donald Trump y Enrique Peña Nieto, el mandatario de México “reiteró con firmeza lo que siempre hemos dicho todos los mexicanos: nunca pagaremos de ninguna manera por un muro en la frontera”.

Un día después de que Trump afirmó que, en esa conversación, rechazó una solicitud de Peña para que el magnate informara que México no pagará por el muro, Videgaray abundó en su tuit: “bajo esa premisa seguiremos trabajando de manera constructiva en la relación bilateral con Estados Unidos”.

“Agradecidos con Latinoamérica”

Mientras, en su entrevista con el rotativo, Peña Nieto, quien se encuentra en Chile con motivo del cambio presidencial, manifestó que “México está muy agradecido con los países latinoamericanos por todo el respaldo que nos han brindado en un sinnúmero de ocasiones”.

Respecto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), señaló que ese acuerdo “ha traído grandes beneficios a los tres países de América del Norte. Pero como todo instrumento comercial, debe modernizarse para funcionar mejor y dar mayores resultados”.

Expuso que “no hay temas ni contenidos del tratado que no estén en la mesa de negociación. Al contrario, hemos propuesto incorporar nuevas disciplinas a fin de adaptarnos al comercio del siglo XXI. Es el caso de la facilitación comercial, el comercio electrónico y la mejora regulatoria”.

Respecto de los temas que trabajará con el nuevo presidente chileno, Sebastián Piñera, quien asumió este domingo el poder, Peña Nieto comentó que, durante los años recientes, “México y Chile se han consolidado como amigos, aliados y socios estratégicos”.

Abundó: “Con el presidente Piñera buscaremos aprovechar esta cercanía para seguir fortaleciendo instrumentos bilaterales, como el Acuerdo de Asociación Estratégica, el Tratado de Libre Comercio México-Chile y el Fondo Conjunto de Cooperación”.

En cuanto a la Alianza del Pacífico, apuntó que con el nuevo presidente tendrá la oportunidad, “en este importante mecanismo de integración para enfrentar retos comunes, como el proteccionismo y el cierre de mercados en otras regiones del mundo”.

En referencia a la participación de los dos países en los diálogos para solucionar la crisis interna venezolana, Peña Nieto comentó que “México y Chile comparten la convicción de defender la democracia y los derechos humanos como valores universales”, e indicó que “los pueblos de América Latina tenemos una responsabilidad común: velar por el pleno respeto de las libertades fundamentales en nuestra región”.

El presidente de México resaltó la decisión de “agotar los esfuerzos diplomáticos para el restablecimiento de la democracia mediante el diálogo constante, fluido y constructivo entre las partes; y muy importante, con absoluto respeto a la soberanía del pueblo venezolano.

“Sin embargo, si bien aceptamos de buena fe la invitación de participar en el proceso de diálogo en República Dominicana, tuvimos que retirarnos, debido a la decisión unilateral del gobierno venezolano de adelantar las elecciones presidenciales.”

“Elecciones con normalidad”

Respecto de las elecciones presidenciales en México, Peña Nieto defendió la solidez de la democracia mexicana y recalcó que “el primero de julio, las y los mexicanos decidirán qué candidata o candidato representa mejor sus intereses y convicciones políticas (…) la jornada electoral transcurrirá con normalidad. Estamos trabajando en coordinación con autoridades estatales y municipales a fin de garantizar unos comicios ejemplares”.

En un comunicado, la Presidencia informó que después de la ceremonia oficial, los jefes de Estado y de gobierno invitados, acudieron al almuerzo que ofreció el presidente Piñera en el Palacio Presidencial de Cerro Castillo, en la ciudad de Viña del Mar.

También refirió que Peña se reunió con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández; con el diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, y el coordinador político nacional del Partido Voluntad Popular, Carlos Vecchio.

“Escuchó de los representantes de la oposición sobre la grave realidad que vive Venezuela y su agradecimiento por la solidaridad mostrada por México, y reiteró su apoyo a los esfuerzos diplomáticos en la región para que, por medio del diálogo, los venezolanos encuentren una solución pacífica y democrática de la situación”, citó.
Enlaces Patrocinados