• El derrame de ácido sulfúrico al mar ocurrió cuando se estaban realizando pruebas para cargar un barco, donde por las temperaturas o por el clima se venció una de las válvulas.

Guaymas Sonora; Domingo 14 de Julio del 2019/agencias.- Una falla en las válvulas de las tuberías de Grupo México, empresa de Germán Larrea, provocó una fuga de 3 mil litros de ácido sulfúrico en aguas del Mar de Cortés.
La fuga ocurrió alrededor de las 15:00 horas del martes en la Terminal de Guaymas, en Sonora.
El derrame de ácido sulfúrico al mar ocurrió cuando se estaban realizando pruebas para cargar un barco, donde por las temperaturas o por el clima se venció una de las válvulas.
El derrame no provocó daño a ninguna persona. “Se aplicaron de inmediato las medidas necesarias y la situación se controló rápidamente”, señaló la empresa en un comunicado.
Grupo México aseguró que dio aviso a la Administración Portuaria Integral de Guaymas (API) y a la Secretaría de Marina, dependencia que estuvo presente en el lugar y al constatar que la situación estaba controlada determinó que no era necesario activar un plan de emergencia.
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente inició un procedimiento de inspección del lugar en donde ocurrió el derrame para conocer la posible existencia de daños al ambiente.
En un comunicado, la Profepa señaló que “se levantó el acta correspondiente y actualmente está corriendo el plazo de cinco días para que la empresa pueda en su caso formular manifestaciones adicionales respecto a lo asentado en el Acta de acuerdo a lo previsto en la Ley General de Equilibrio Ecológico y de Protección al Ambiente (LEGEPPA)”.
El ácido sulfúrico es un químico altamente corrosivo que se utiliza para separar el cobre del mineral común. En concentraciones de entre 5% y 15% causa irritación en la piel y ojos, y superiores a ese rango provoca quemaduras.
Este químico es primordial en la industria química y petroquímica, como parte de la obtención de otros ácidos y bases. Es importante en la industria de los fertilizantes, así como en la refinación del petróleo, el tratamiento del acero, la manufactura de explosivos, detergentes y plásticos.
Apenas en mayo, el río de la comunidad San Martín Sombrerete, en el estado de Zacatecas, fue contaminado por un derrame de químicos producidos por una mina de Grupo México.
La contaminación del río afectó directamente la actividad agrícola y ganadera de San Martín Sombrerete, además de causar un daño irreversible al agua, flora y fauna de la región.
La empresa derramó desechos tóxicos en el río, como cianuro, sulfato de zinc y sulfato de cobre, de acuerdo con los pobladores.
El 6 de agosto de 2014, un derrame en la Mina Buenavista del Cobre derramó sobre las aguas del Río Sonora 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico, contaminando al río Sonora, dejando sin agua para consumo humano y actividades productivas a 25 mil habitantes de siete municipios.