Por: Arcelia García Ortega
Tepic, Nayarit.- Martes 01 de mayo del 2018.- ¡No hay circulante en el estado, la economía en Nayarit está en retroceso!, exclaman desesperados los empresarios nayaritas que como nunca ven cómo en los últimos meses sus cuentas permanecen en un hoyo sin salida, con cifras de números rojos que van en aumento día con día. En contraste, señalan, a las únicas que les ha ido bien y están en bonanza, son a las empresas del Grupo Alica de la familia del Gobernador, las que a través de empresas intermediarias creadas para ese fin, le venden a todas las dependencias de Gobierno y de los municipios, desde agua embotellada, hasta automóviles, recibiendo puntualmente el pago por los productos recibidos, ya que para sus empresas sí han dinero, aunque por otro lado, el gobernador se la pase gritando a los cuatro vientos que no hay recurso porque Roberto le dejó las finanzas quebradas. Añaden los denunciantes que no les sorprendería que todo se esté comprando con precios muy por encima de su costo real, algo que no es nuevo en un gobierno.
Y es que no entienden por qué a 8 meses de haber iniciado la presente administración el gobierno no está gastando si se le aprobó un presupuesto para el 2018 de 21 mil millones de pesos, muy superior al otorgado al anterior gobernador, Roberto Sandoval Castañeda, en el 2017. Destacaron que si se divide el presupuesto del 2018 en 12 meses, al mes se deberían de estar gastando al menos mil 750 millones de pesos, por lo que a 4 meses de haber iniciado el año, ya se debieron de haber erogado 7 mil millones de pesos que no se ven por ningún lado. Las fuentes, que pidieron que se omitiera su nombre por temor a represalias, se preguntan, ¿dónde está ese dinero, a dónde se está yendo, en que se está gastando, porque obras no se ven por ningún lado, vaya, ni siquiera se ve que se estén resanando los baches, no se ha pagado a los jubilados, a los trabajadores del sector salud, ni de otras dependencias, en las que además, no hay equipo ni material para trabajar, ni siquiera para imprimir una hoja, y lo que es peor, a pesar de estar presupuestado el recurso, violando la Constitución nayarita, a 9 meses de haber iniciado el ciclo escolar no se han entregado las becas, útiles y uniformes, en perjuicio de más 200 mil estudiantes de primaria y secundaria.
Puntualizan que los padres de familia hacen un gran esfuerzo por llevar a sus hijos a la escuela, por pagar cuotas e inscripciones, y el que no reciban el apoyo de útiles, becas y uniformes, les complica la economía familiar golpeada por los bajos salarios que perciben y el alto índice de inflación. Cada vez son más niños que egresan de la Secundaria sin opción de seguir estudiando porque a sus papás por más esfuerzos que hacen, no les alcanzan sus ingresos para costearles ni siquiera una carrera corta.
Abundan los empresarios entrevistados que la economía va como los cangrejos, para atrás y para atrás y el desempleo ha aumentado a niveles inusitados generándose el crecimiento exponencial del ambulantaje, la violencia y la inseguridad, colocándose Nayarit desgraciadamente en los últimos meses, en los primeros lugares, de acuerdo a cifras del INEGI y de Semáforo Delictivo.
INEGI reportó que en el primer trimestre del 2018, detrás de San Luis Potosí, Zacatecas , Tabasco, Sonora, Chihuahua, está Nayarit, es decir, en la presente administración gubernamental no se ha logrado repuntar el empleo, al contrario, el desempleo va a la alza. Nayarit encabeza lamentablemente, según la organización Semáforo Delictivo, el incremento bestial más alto de homicidios en todo el país con un 386%, de acuerdo a los resultados arrojados del primer trimestre del 2018. A diario nos damos cuenta de ejecuciones, lo mismo a mujeres que a hombres, y asaltos, no se diga, a plena luz del día.

En contraste a esta terrible y cruda desgracia que estamos sufriendo los nayaritas, resaltan, las empresas del Grupo Alica están multiplicando diariamente su bonanza, específicamente, la Coca-Cola, la distribuidora de autos Crysler y las empresas de desarrollo inmobiliario. Según cálculos conservadores –aseguraron los empresarios nayaritas- el Gobierno que encabeza Toño Echevarría García le está comprando diariamente a la empresa CIEL de su padre, Antonio Echevarría Domínguez, donde él mismo fungió como Presidente, más de 20 mil botellas de agua purificada, y un sinnúmero de garrafones, ¡un negociazo!, tan sólo este es uno de los tantos productos que provee el grupo Alica a todas las dependencias de gobierno y al penal de Tepic, claro está, a través de una abarrotera que funge como intermediaria, para que las facturas no estén a nombre de la empresa CIEL.
Explican las fuentes, que se avientan la puntada de abastecer el agua en camiones que no están rotulados por la empresa Ciel, pero son operados por trabajadores de esta empresa que portan los uniformes que los identifican. Y creen que la ciudadanía está tan estúpida que no se va a dar cuenta, aunque les quitan a las botellas la etiqueta distintiva de la empresa, les dejan el tapón con la marca impresa.
Pero eso no es todo, -prosiguieron- la distribuidora de vehículos perteneciente al Grupo Alica, la Crysler, también está en bonanza, ya se empiezan a ver por distintos rumbos del estado vehículos Jeep y otros modelos de muy alto valor que ofrece la compañía, cuyos propietarios curiosamente son funcionarios del gobierno del estado.
Mencionaron las despensas, como otro más de los múltiples negociazos emprendidos al amparo del poder por parte del Grupo Alica, que realiza a través de presuntos prestanombres, en donde millones y millones de pesos están ingresando a sus cuentas bancarias.
LE LLOVERÁN DENUNCIAS AL GOBIERNO
Señalan que lo que está haciendo el gobierno de Toño Echevarría, es a todas luces ilegal porque está violando la Constitución del Estado en sus artículos 133 y 134 que a la letra dicen: Artículo 133.- Los recursos económicos de que dispongan el Gobierno del Estado y sus Municipios, así como sus respectivas Administraciones Públicas Paraestatales, se administrarán con eficiencia, eficacia y honradez para satisfacer los objetivos propios de su finalidad. Artículo 134.- Corresponde al Gobierno del Estado la rectoría del desarrollo para garantizar que sea integral, fortalezca su economía, su régimen democrático, el empleo y una más justa distribución del ingreso; permitiendo el ejercicio de las libertades y la dignidad del hombre, en el marco de los mandatos que prescribe la Constitución General de la República, esta Constitución y las Leyes que de ellas emanen.
Es decir, está violando los principios de imparcialidad, transparencia, honradez, eficacia en la administración, y aplicación de los recursos del estado, lo que constituye una falta administrativa grave y un posible delito, como el ejercicio abusivo de funciones que contempla el Artículo 220 del Código Penal Federal, que a la letra dice: Comete el delito de ejercicio abusivo de funciones:
“El servidor público que en el desempeño, de su empleo, cargo o comisión, indebidamente otorgue por sí o por interpósita persona, contratos, concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones, efectúe compras o ventas o realice cualquier acto jurídico que produzca beneficios económicos al propio servidor público, a su cónyuge, descendientes o ascendientes, parientes por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado, a cualquier tercero con el que tenga vínculos afectivos, económicos o de dependencia administrativa directa, socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen parte”.
Por todo lo anterior, organizaciones civiles y particulares, quienes insistieron que se guarde su identidad por temor a represalias, anunciaron que emprenderán una serie de acciones legales en contra del Gobernador, Antonio Echevarría García para buscar NULIFICAR por ilegales, los contratos que el gobierno haya contraído con las empresas afines al grupo Alica.
Destacaron que no solo las emprenderán en las instancias estatales sino que también las federales, porque argumentan que resulta injusto y cruel que mientras el estado de Nayarit está en recesión económica, en la vil pobreza, el grupo Alica esté hinchándose de dinero procedente del presupuesto destinado a cubrir las necesidades más apremiantes de los nayaritas.