A diario vemos críticas al actual gobierno de Toño Echevarría, algunas de las cuales podrían tener algo de razón, sin embargo, a escasos 120 días de su gobierno es imposible dar solución a los problemas creados y generados en los dos últimos sexenios, es decir, en doce años de constante y creciente corrupción, saqueo, violencia y total impunidad otorgada por los anteriores gobernantes Ney González y Roberto Sandoval, quienes junto con muchos de sus funcionarios, se dedicaron a enriquecerse a base de robar los recursos presupuestales, propiciando alianzas con el crimen organizado y desorganizado, con la cauda de delitos que ello conlleva, como el narcotráfico, secuestro, extorsión, etc., que nunca fueron perseguidos.
Curiosamente algunos políticos tricolores ahora se rasgan las vestiduras y acusan al incipiente gobierno de Toño Echevarría hasta de ser un gobierno fallido, sin darle el beneficio de la duda, hay que recordarles a los políticos tricolores y sus aliados que ES IMPOSIBLE RECONSTRUÍR EN 4 MESES LO QUE SE ESTUVO DESTRUYENDO SISTEMÁTICAMENTE DURANTE DOCE AÑOS DE CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD; veamos algunas situaciones reales:
1-. Los dos gobiernos anteriores (Ney y Roberto), endeudaron al estado, comprometiendo la viabilidad de las finanzas públicas del estado durante los próximos 18 años, generando una Deuda Pública Bancaria (a plazo mayor de 6 meses) del orden de los 5,300 millones de pesos, que generan intereses a una tasa elevada (conservadoramente del 9 por ciento anual en 2018), lo cual significa que en este ejercicio, se pagarán intereses de alrededor de 470 millones de pesos, más amortizaciones de capital de aproximadamente 280 millones de pesos, es decir, que nos costarán a los ciudadanos más de 750 millones de pesos, más lo que se acumule de pasivos heredados de las pasadas administraciones como son: Fondos de Pensiones (del SUTSEM y de la Sección 20 del SNTE), que según sus dirigencias sindicales suman alrededor de 3,000 millones, más pagos de retenciones de ISR no realizadas al SAT, ISSSTE, proveedores y contratistas. Cabe mencionar que estos adeudos no existían al término de la administración de Toño Echevarría Domínguez, en Septiembre del 2005, SINO QUE NACIERON Y CRECIERON CON LOS DOS NEFASTOS GOBIERNOS DE NEY Y DE ROBERTO. A PESAR DE TODO, ESTOS DOS ENGENDROS ASPIRAN A SER SENADORES ESTE AÑO.
Para vergüenza de esos políticos depredadores, durante esos doce años se han pagado sólo por concepto de intereses más de 1,700 millones de pesos, cabe mencionar que las tasas de interés aumentan constantemente, (jamás las reducen los bancos).
En el 2018, la deuda heredada nos costará MÁS DE UN MILLÓN DE PESOS DE INTERÉS AL DÍA, lo cual es criminal para un estado pobre, cuya población económicamente activa vive en la informalidad en un porcentaje de más de 60 por ciento, es decir, trabajan sin seguridad social y sin pagar Impuesto Sobre la Renta.
Toño Echevarría García recibió un gobierno financieramente quebrado, adicionalmente, le dejaron un lastre enorme con una nómina inflada de personal (casi mil personas) innecesario, con sueldos y compensaciones elevados, sin trabajo definido, incluyendo funcionarios del gobierno anterior que fueron basificados en un sindicato esquirol, creado exprofeso por Roberto Sandoval para contrarrestar y dividir al mayoritario SUTSEM de Águeda Galicia; el SUTSEN, para poner a sus incondicionales, que le cuestan al nuevo gobierno alrededor de 150 millones de pesos más al año.
2-. Por otra parte, los gobiernos de Ney González y de Roberto Sandoval, promovieron la violencia institucionalizada al pactar o coludirse con grupos o cárteles de la delincuencia organizada, como ha quedado comprobado con el caso del ex-fiscal Veytia, preso en Nueva York, que han sentado sus reales en nuestro sufrido y atrasado estado. Hay que recordarles a quienes defienden la corrupción de los gobiernos tricolores que la inseguridad y la violencia, así como la corrupción y el endeudamiento, afectan a todos los ciudadanos, incluyendo a los propios priístas, que en su mayoría son personas honestas, como todos los demás sin filiación partidista, que somos más del 80 por ciento de los ciudadanos.
3-. A NIVEL NACIONAL, EL ACTUAL GOBIERNO TRICOLOR DE PEÑA NIETO ES, SIN DUDA, EL MÁS CORRUPTO Y VIOLENTO EN LA HISTORIA POST-REVOLUCIONARIA DE MÉXICO, el que más ha endeudado al país, el que ha tenido el mayor número de muertes violentas y vinculados al crimen organizado, con el más bajo crecimiento económico, un promedio del 2 por ciento, con una inflación en 2017 del más del 5 por ciento.
Basta decir que la DEUDA PÚBLICA TOTAL del gobierno federal al 31 de Diciembre del 2017, será muy cercana a los 10 billones de pesos, (es decir, 10 millones de millones de pesos), sin contar la deuda del IPAB (hijo del FOBAPROA); herencia de Salinas de Gortari (y de Ernesto Zedillo) que es de cerca de un billón de pesos, más intereses.
Vale la pena destacar el hecho de que para el 2017, SE PAGARON EN PROMEDIO INTERESES DE 1,500 MILLONES DE PESOS AL DÍA, un total anual de alrededor de 547 MIL MILLONES DE PESOS DE INTERÉS, de tal suerte que la corrupción galopante e incontrolable, sobre todo desde Carlos Salinas a la fecha ha ocasionado el estancamiento y la pobreza de millones de mexicanos.
CON EL EQUIVALENTE DE UN DÍA DE INTERESES SE PODRÍAN CONSTRUÍR DIARIAMENTE ESCUELAS, HOSPITALES, CARRETERAS Y OBRAS DE INFRAESTRUCTURA EN BENEFICIO DE LOS MEXICANOS; sin estos niveles de corrupción, México sería de los países más desarrollados del mundo. Sin duda, EL GOBIERNO DE MÉXICO ES UN GOBIERNO FALLIDO, como ya lo hemos dicho.
Por todo lo anterior, pensamos que es injusto culpar a Toño Echevarría de los males de Nayarit, pero tendrá que tomar medidas enérgicas y radicales para que su administración sea más eficiente, y sobre todo, castigar a los corruptos de los dos gobiernos anteriores y de su propio equipo, si fuera el caso.
También consideramos que deberá de depurar su gobierno de funcionarios vinculados a los gobiernos anteriores, o que tengan compromisos con las administraciones anteriores, además de implementar recortes de personal de confianza que no sea necesario por medio de un verdadero programa de austeridad.
¿Usted qué opina, amable lector?
Sus críticas y comentarios al correo:
despachosimancas@hotmail.com
Ver comentarios anteriores en la página: www.desimancas.com