* El Secretario de Educación señaló que no están presupuestados

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Miércoles 06 de junio del 2018.- Es mentira que exista una partida especial en el presupuesto de la Secretaría de Educación para contratar veladores en cada uno de las escuelas públicas de Nayarit.
Ante la ola de robos y vandalismo en los centros escolares que se han suscitado en las últimas semanas, los padres de familia junto con los directivos han optado por cooperarse para la contratación de vigilancia privada.
El titular de la dependencia, Arturo Robles negó que en el presupuesto de egresos se contemple recursos económicos para la contratación de un vigilante que esté atento a lo que suceda las 24 horas del día los planteles escolares, tal y como lo aseguró, el director de la Policía municipal, Julio Betancourt.
“En el caso de la Secretaría de Educación son muy pocas escuelas que tienen contemplado el velador, no todas los planteles del estado lo tienen y desconozco el monto de la partida de la que él habla. Si el nos pudiera dar los datos creo que sería lo más pertinente pero no hay en todas las escuelas”.
Si bien muchas instituciones educativas cuentan con velador no hay dinero suficiente para que la gran mayoría cuente con uno.
Para analizar este problema, el titular de SEP y el alcalde de Tepic, Javier Castellón sostuvieron este miércoles una reunión para coordinarse a fin de abatir el índice de robos a las escuelas.
“Hay un compromiso de parte del presidente en coadyuvar en la seguridad de las escuelas pero no solamente por parte de la Policía sino de los comités de acción ciudadana y los vecinos”.
El próximo viernes todas las partes involucradas en disminuir los atracos a las escuelas sostendrán un encuentro para definir tareas específicas de cada uno, indicó el Secretario de Educación.
Por otro lado, a unas semanas de culminar el ciclo escolar, Arturo Robles advirtió a los padres de familia que ninguna autoridad educativa puede exigir la compra o renta de togas, trajes de etiqueta o cualquier vestimenta especial para los actos de clausura de los alumnos.
Tampoco pueden obligar a los padres a entregar dinero a los directivos para la contratación de teatros o salones de fiesta lujosos dado a que la escuela pública puede hacer sus actos dentro del mismo plantel, los directores deben ser cuidadosos en ese sentido porque en este momento, la economía de las familias no está para estos despilfarros.