* Ahora sobre la creación de un “sistema malicioso y fraudulento”

Por La Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, fue acusado por una empresa de Estados Unidos de crear un “sistema malicioso y fraudulento” con fin de lucrar gracias a la explotación de datos privados de los usuarios de esa red social, reveló The Guardian.
En un despacho informativo, la agencia EFE da cuenta que la compañía Six4Three remitió la semana pasada a un tribunal de California una petición para utilizar como evidencia correos confidenciales enviados entre directivos de Facebook, incluido Zuckerberg.
La empresa explicó que invirtió 250 mil en la creación de la aplicación Pikinis, que permitía rastrear las listas de amigos de un usuario de Facebook en busca de fotografías de personas en bikini y traje de baño.
El programa utilizaba un procedimiento similar al que permitió a la empresa británica Cambridge Analytica recopilar datos de unos 87 millones de usuarios, que utilizó presuntamente para reforzar la campaña electoral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
De acuerdo con el diario británico, en 2015 Facebook cambió su política de acceso a los datos personales e impidió a ese tipo de programas acceder a información de la lista de amigos de los usuarios. Ese mismo año, Six4Three, que salió perjudicada con el cambio, inició el procedimiento legal en California que sigue en marcha y argumentó que la compañía de Zuckerberg no solo era consciente de que existía esa “brecha” en su política de privacidad, sino que la explotaba de forma activa.
“Las pruebas descubiertas por el demandante demuestran que el escándalo de Cambridge Analytica no fue el resultado de una mera negligencia por parte de Facebook, sino la consecuencia directa de un sistema malicioso y fraudulento diseñado por Zuckerberg en 2012”, señala uno de los documentos remitidos al juez, según The Guardian.
Los representantes legales de Six4Three argumentan que Facebook maniobró para que decenas de miles de compañías desarrollaran programas para su entonces nueva versión para móviles utilizando el acceso a datos de millones de usuarios como reclamo.
La empresa asegura que la red social les decía “de forma implícita que tendrían acceso a largo plazo a información personal, incluidos datos sobre los amigos de suscriptores a Facebook”, indica el diario británico.
Facebook ha negado las acusaciones y pidió a un juez que archive el caso.