* Quiso decir que sólo a los adeptos a pistolas y con entrenamiento militar

POR J. JESÚS ESQUIVEL

WASHINGTON (apro) – En medio de las demandas de adolescentes y de la ciudadanía estadunidense de resolver el problema de la venta de armas, el presidente Donald Trump, se retractó de la propuesta que hizo de “armar a los maestros” para evitar masacres o asesinatos masivos en escuelas, como la que ocurrió la semana pasada en Parkland, Florida.
En una sesión en la Casa Blanca donde Trump escuchó las demandas y quejas de estudiantes, maestros y padres de familia, víctimas de la constante violencia con armas de fuego, el mandatario estableció como solución que en las escuelas haya personal armado con el objeto de contener lo antes posible a un agresor armado.
“Esto, obviamente es para gente muy adepta al manejo de una pistola, será un arma de portación oculta para los maestros que reciban entrenamiento especial. Estarán ahí (en las escuelas) y no se tendrá una zona libre de armas, una zona libre de armas para un maniático, porque todos ellos son cobardes, una zona libre de armas significa: vamos al ataque, porque las balas nos perseguirán”, dijo Trump ante los estudiantes, maestros y padres de familia el miércoles por la tarde en la Casa Blanca.
Como ya es costumbre en el presidente de Estados Unidos horas después de su declaración, en su cuenta personal de Twitter cambió de posición y negó haber dicho lo que dijo.