Enrique Ochoa Reza, diputado federal y expresidente nacional del PRI, responsabilizó al exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, de cualquier incidente que afecte la
seguridad de él y su familia ante las “amenazas públicas” que ha recibido de su parte.
“En virtud de las amenazas que, de manera pública, mi familia y yo recibimos de su parte, lo hago responsable de cualquier incidente que afecte la seguridad de ellos o la mía. Seguiré visitando Nayarit y seguiré trabajando en la Cámara de Diputados en legislación que beneficie al pueblo nayarita”, dijo Ochoa Reza, de acuerdo con El Universal.
El expresidente del tricolor insistió que jamás se ha pronunciado en contra de Roberto
Sandoval ni ha tenido conflicto alguno en lo institucional o en lo personal. Asimismo señaló que los comentarios del exmandatario están fuera de lugar.

Ochoa Reza agregó que siempre ha tenido un aprecio especial por el pueblo de Nayarit y deben ser las instituciones los que juzguen el comportamiento de Roberto Sandoval.

La reacción de Ochoa Reza se da luego que el exgobernador reapareció en Tepic, y dijo que apoyó al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y a su partido, Morena, por los “malos gestos” que recibió en el PRI.

En ese sentido, calificó de “cobarde” a Enrique Ochoa y que buscará reencontrarse con él “sin partidos y de hombre a hombre, porque tengo mucho que decirle”.