Lo insta a combatir la corrupción e impunidad

Por Gabriela Sotomayor
GINEBRA (apro) .-
México pasó hoy bajo la lupa del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el que la gran mayoría de los 102 países que participaron en el Examen Periódico Universal , instaron a México a fortalecer el mecanismo de protección para periodistas y defensores de derechos humanos, le urgieron a investigar los casos de asesinatos de los comunicadores y llevar ante la justicia a los responsables de tales crímenes.
De igual forma, la gran mayoría de países que participaron en el EPU recomendaron a México establecer una fiscalía general autónoma e independiente del ejecutivo para poder hacer frente a los altos niveles de corrupción e impunidad en los que se encuentra inmerso el país.
Estados Unidos reprochó la impunidad existente sobre más de 37 mil desapariciones, sobre masacres como la de Tlatlaya y el caso emblemático de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.
En este sentido se mostró a favor de una “fiscalía independiente” para hacer frente al flagelo de la tortura, y la falta de justicia para más de 37 mil desparecidos. Además, el gobierno de Washington urgió al estado mexicano encontrar a los responsables de la desaparición de los 43 estudiantes de la normal Isidro Burgos.
Países como Dinamarca y Reino Unido se sumaron a la recomendación del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos sobre la creación de un mecanismo asesor de composición internacional para luchar contra la impunidad.
Otros países como Bélgica, Canadá, Chile y Argentina reconocieron el avance con respecto a las leyes contra la Tortura y la Desaparición Forzada, pero pidieron al país su implementación cabal y plena, además de recursos para que dichas leyes sean efectivas.
México reconoce violaciones
El subsecretario de Derechos Humanos, Miguel Ruíz Cabañas, jefe de la delegación, admitió que “México enfrenta retos considerables en materia de Derechos Humanos. No venimos aquí ni a minimizarlos ni a negarlos”.
“La tortura y otros tratos inhumanos o degradantes; la desaparición forzada, las amenazas y violencia contra defensores de los derechos humanos y periodistas; la violencia contra las mujeres; las violaciones a los derechos de las personas migrantes; la discriminación contra grupos en situación de vulnerabilidad y una tasa de impunidad lastimosamente alta nos exigen a todos los servidores públicos fortalecer nuestros esfuerzos”, reconoció Ruíz Cabañas.
Explicó que una de las trabas para poder avanzar es el hecho de que México sea una república federal con 129 millones de personas y haya 32 estados, cada uno con su propia constitución y poderes, lo que complica la coordinación entre los distintos niveles del Estado.
Para Ruíz Cabañas México mantiene el reto de la efectiva implementación del nuevo sistema de justicia penal y combate a la impunidad que asegure el acceso efectivo a la justicia a nivel federal y local.
Además “es necesaria la operación eficaz de todas las disposiciones y mecanismos creados a partir de la ley de desapariciones de personas y la ley contra la tortura”.