Por: Jorge Aguayo

Ya hay nueva dirigencia en el SPAUAN ¿y ahora qué?

Saludos estimados Lectores. El pasado 14 de junio de 2019 se llevaron a cabo las elecciones dentro del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Nayarit, en la cual se erigió como ganador con una votación de 1,366 votos al Master en Estudios Superiores José Francisco Haro Beas como secretario general del comité ejecutivo central, para el periodo del 30 de junio de 2019 al 29 de junio de 2022. Pues bien, ya hay nuevo secretario general del SPAUAN, ¿y ahora qué sigue?, ¿continuará la pasividad del sindicato?, esto lo pregunto, porque muchos de los académicos han manifestado que el SPAUAN ha trabajado en sus últimas dirigencias en una forma totalmente entreguista en favor de los intereses patronales, pues han permitido -sin protesta alguna- la mutilación e incumplimiento de algunas cláusulas del contrato colectivo de trabajo, lo cual ha provocado un deterioro en las prestaciones de los docentes y por supuesto, en la calidad de vida de los catedráticos.
Ni hablar, habrá que esperar a ver cuál será la postura de la nueva dirigencia del comité ejecutivo del SPAUAN, sobre todo, porqué a partir del 01 de junio de 2019 entró en vigor la Ley Burocrática del Estado de Nayarit, y como ha de recordarse, al ser esta Ley de observancia general, regirá entre otros, a los Organismos Constitucionalmente Autónomos, por lo tanto, al ser la Universidad de Nayarit una entidad Autónoma, se deberá de regir sobre las reglas de la nueva Ley laboral Burocrática del estado de Nayarit.
Ándele, al Maestro Francisco Haro le esperan grandes retos a enfrentar desde el inicio de su gestión al frente de los catedráticos, pues no solo le tocara lidiar con la crisis financiera que atraviesa la UAN, sino también la rasurada que les dará la nueva Ley Burocrática y no solo a los trabajadores, si no también a las “ayudas” que se les dan a los sindicatos, pues de buenas a primeras se acabaron las licencias con goce de sueldo de los comisionados en los sindicatos, pues a partir del presente mes, se tendrán que cubrir con el aporte de las cuotas sindicales, ya que el Artículo 53 de la ley laboral dice: Son licencias necesarias: Las que deban concederse para el desempeño de comisiones oficiales y sindicales, ÉSTAS ÚLTIMAS SERÁN SIN GOCE DE SUELDO. Su duración será determinada por convenio entre los sindicatos y los Entes Públicos, y
Cuando la licencia sea para el desempeño de un cargo de elección popular o de nombramiento. Ésta será sin goce de sueldo y por el tiempo que dure el ejercicio del cargo o designación. Y por si hubiera alguna duda de esto, el Artículo 143 dice: Las remuneraciones que se paguen a los directivos o empleados de los sindicatos y, en general, LOS GASTOS QUE ORIGINE EL FUNCIONAMIENTO DE ÉSTOS, SERÁN A CARGO DE SU PRESUPUESTO, CUBIERTO EN TODO CASO POR LOS MIEMBROS DEL SINDICATO DE QUE SE TRATE. BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA PODRÁN DESTINARSE RECURSOS PÚBLICOS A ORGANIZACIONES SINDICALES.
Válgame Dios, esto significa que se acabaron por ejemplo los 400 mil pesos de apoyo para los festejos del día del maestro universitario, los 400 mil pesos para la celebración del aniversario de la fundación del SPAUAN, los 120 mil pesos para gastos de administración, la entrega de equipos de cómputo, la entrega de vehículos, el pago de gasolina, la dotación mensual de papelería, materiales de aseo y de mantenimiento, los apoyos para la realización de congresos ordinarios, etcétera, etcétera. Y esto reza para todos los sindicatos.
Pero lo que más preocupa, es a lo que se refiere el Artículo 63, pues dice: Los Entes Públicos (en este caso léase la UAN), con la participación del Sindicato mayoritario, podrán realizar anualmente los estudios técnicos y financieros pertinentes para la negociación salarial y otras prestaciones de los trabajadores, que permitan equilibrar o mantener el poder adquisitivo de éstos. Hasta aquí todo iba bien, pero que creen, también dice: PARA TAL EFECTO, DEBERÁ OBSERVARSE DE MANERA RIGUROSA LA CAPACIDAD Y DISPONIBILIDAD PRESUPUESTAL DE LOS ENTES PÚBLICOS, ASÍ COMO LAS NORMAS LEGALES GENERAL Y LOCAL APLICABLE EN LA MATERIA. Sácatelas, en otras palabras, SI NO HAY DINERO NO HAY AUMENTOS. Y por si fuera poco este tope, el Artículo 123, remata diciendo: Los contratos colectivos de trabajo solo tendrán como límite de negociación, en materia de prestaciones económicas, las disposiciones aplicables en materia financiera Y LA SUFICIENCIA DE RECURSOS PRESUPUESTALES.
Ufff, Pero eso no es todo, el Artículo 65 de la ley burocrática que habla sobre el Aguinaldo dice: Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual equivalente A VEINTE DÍAS DE SALARIO por lo menos, que deberá pagarse antes del día 20 de diciembre. ¿Aquí que pasara?, pues la cláusula 123 del contrato colectivo de los maestros dice: El trabajador académico recibirá por concepto de aguinaldo y sin deducción alguna, EL IMPORTE DE 60 DÍAS DE SALARIO ÍNTEGRO. Y si hablamos de las vacaciones, la cláusula 86 dice: Los trabajadores académicos DISFRUTARÁN DE TREINTA Y SEIS DÍAS HÁBILES DE VACACIONES CADA AÑO, distribuidos en tres períodos.
En cambio la ley burocrática en su Artículo 46 dice: Los trabajadores que tengan más de seis meses consecutivos de servicio, disfrutarán como mínimo de DOS PERIODOS ANUALES DE VACACIONES DE DIEZ DÍAS HÁBILES CADA UNO. Cada Ente Público, determinará las fechas en que los trabajadores podrán disfrutar de éste beneficio.