Por: Fidencio Solís

04/07/2019. Pues bien, mis estimados lectores, aquí nos encontramos de nuevo, platicándoles de los últimos aconteceres de lo que está pasando en el pueblo de Jala, enconado en la Zona Sur de nuestro bello estado de Nayarit.
Esta ocasión es propicia para hacer énfasis y reflexionar de un tema que nos está aquejando a todos, que es del clima y sus efectos.
Realmente ya no sabemos que vaya a pasar con el estado del tiempo, hay lugares donde antes nunca llovía y hoy caen diluvios o donde el calor era soportable y hoy se han convertido en lugares extremosos.
Ya desde hace tiempo se ha tomado más en serio los efectos del cambio climático por parte de autoridades gubernamentales, de grupos ecologistas, de organizaciones no gubernamentales, sin embargo, hay muchas personas que aún no saben las consecuencias de seguir tirando basura en calles, arroyos y ríos, o de seguir cortando árboles de manera discriminada, o de matar animales en peligros de extinción o de provocar incendios
El cambio climático también aumenta la aparición de fenómenos meteorológicos más violentos, sequías, incendios, la muerte de especies animales y vegetales, los desbordamientos de ríos y lagos, la aparición de refugiados climáticos y la destrucción de los medios de subsistencia y de los recursos económicos, especialmente en países en desarrollo.
Pero año con año vemos más desastres naturales de diversa índole, a causa de las intensas lluvias, tornados y huracanes.
En el caso de Jala, no es la excepción, que si bien la madre naturaleza trae la lluvia que es benéfica sobre todo para los cultivos del ciclo agrícola Primavera-Verano, pues también ha traído derrumbes en el camino de Jomulco hacia la Meseta de Juanacatlán y en el camino hacia el volcán el Ceboruco, trayendo como consecuencia la paralización del tránsito de mercancías y de los distintos servicios que se prestan en la zona.
Pero afortunadamente hemos palpado la rápida intervención del gobierno municipal, que encabeza el Arq. Carlos Carrillo, para que los elementos de Protección Civil, Seguridad Pública, Servicios Públicos, actúen de manera coordinada para abocarse a retirar lodo, piedra, basura y hacer maniobras con maquinaria para poder abrir a la circulación estas arterias viales.
Esto nos habla de que las medidas de prevención y capacitación para el manejo de riesgos están funcionando, aun a pesar de las limitaciones financieras que pudiera haber.
Inclusive cabe señalar, que la voluntad por parte del personal siempre ha existido, ya que en algunos casos se han salvado vidas de siniestros, en otras áreas y en otros momentos, como por ejemplo en el caso de los incendios.
Pues apenas la temporada de lluvias y huracanes ha empezado, seguramente habrá más contingencias que se presentarán en los próximos días, y ojalá que no haya vidas que lamentar.
Seguiremos informando.
¡¡¡Nos vemos en las próximas ediciones… Ahí nos vemos…!!!