Por: Roberto González Bernal

Gobernador, con esa iniciativa a la UAN, no harás historia, harás el ridículo

Quien haya asesorado al gobernador del estado para hacer esa iniciativa de ley que reforma a la ley orgánica actual de la UAN, o está muy pendejo o es muy perverso, o las dos cosas. Un primer ejemplo de esa estupidez se hace evidente en la reforma planteada en el artículo quinto. La ley actual dice que: El Estado garantizará la existencia y funcionamiento de la Universidad. La reforma propuesta dice que: El Estado en correspondencia con la federación garantizará la existencia y funcionamiento de la Universidad. Ese planteamiento muestra el nivel de ignorancia de quien haya asesorado a Toño porque cuando la ley habla de El Estado, lo dice como Estado Mexicano, donde se incluyen los diferentes niveles y órdenes de gobierno, no como Estado de Nayarit. Se necesita ser muy pendejo o muy perverso o las dos cosas para mostrar esas estupideces y lo peor, hacer que las firme el gobernador.
Otro intento de reforma que muestra una total ignorancia de lo que es la UAN. Creación de redes empresariales dizque para la vinculación social de la UAN. Eso no necesita reforma, ya existe una secretaria de vinculación en la UAN. Lo que deben hacer es crear y formalizar institutos de investigación generadores de patentes, licencias, marcas etc. y obligar a que las escuelas o facultades hoy llamadas unidades académicas que no se reforman, se conviertan no solamente en formadoras de capital humano y generadores de conocimientos sino también en generadores de recursos. No tocan para nada al modelo académico universitario. Muy miope esa reforma.
Otra reforma muy torpe es la integración del consejo general universitario. La propuesta minimiza a la representación de los estudiantes de las preparatorias, lo cual pudiera interpretarse bien, pero deja a las mafias sindicales como parte del consejo y deja al rector y sus funcionarios junto con los directores como parte del consejo, cuando no deberían ser parte pues ellos son lo que representan al “poder ejecutivo” universitario mientras que el consejo general universitario debe responder al pueblo universitario que es donde reside la soberanía y sus integrantes debieran ser electos mediante el voto directo secreto y universal. Los universitarios reclaman democracia, no simulación, no gatopardismo.
Una de las más importantes es la creación del COLEGIO DE ELECCIÓN UNIVERSITARIO. Si uno de los elementos que hoy caracterizan a las transformaciones nacionales es la necesidad de avanzar en la democracia, con ese engendro de órgano de autoridad se camina en sentido inverso a la rueda de la historia. Toño en lugar de impulsar el progreso y desarrollo político universitario está haciendo las cosas al revés, camina a contrapelo de la historia. Ese colegio de elección lo presidirá el presidente del patronato administrador del impuesto del doce por ciento; al presidente del patronato lo nombra el congreso del estado a propuesta de una terna enviada por el gobernador. O sea, pues, quien va a dirigir las elecciones en la Universidad sería un empleado del gobernador. ¡Increíble! Nosotros propusimos que se formara de MANERA TRANSITORIA una junta de gobierno nombrada por el gobernador y el congreso del estado, pero para que una de sus funciones fuera reformar las leyes universitarias que rescataran los anhelos de justicia, libertad y democracia de los universitarios a través de varios mecanismos como la institucionalización del voto directo secreto y universal en la elección del rector y directores, pero no para que el gobernador en turno a través de su empleado decida quién va a ser el rector.
Y lo peor, si ahorita al rector lo nombran las mafias universitarias con un consejo general universitario integrado por ellos con un total de por más de 118 consejeros ahora, ese consejo será electo por 24 universitarios y su empleado junto con un notario que nombrará el colegio de notarios. Itero, quien haya asesorado al gobernador para que firmara esa iniciativa o es muy pendejo, perverso o las dos cosas. Con esa reforma está llevando al rastro político al gobernador para que lo despellejen. Hasta aquí dejo estos comentarios esperando que haya algún diputado que de la batalla y no le den paso a una reforma regresiva de los anhelos de los universitarios.
Gobernador, estas a tiempo para no hacer el ridículo. Los Universitarios, el pueblo universitario anhela justicia, libertad, democracia, transparencia, rendición de cuentas y tu reforma a la ley abona muy poco a eso. Y por si eso no basta, no hay planteamientos serios para modificar el modelo académico universitario pues tu propuesta de creación de redes empresariales pulula entre la miopía y la ceguera pues no contribuyen en nada ni a la refundación de la UAN ni mucho menos a crear una institución que impacte con profundidad en el desarrollo local del estado de Nayarit. Y lo más grave. Es una reforma que no combate la corrupción pues deja a los corruptos al frente de la institución, solo pone limitaciones a las dobles plazas y restricciones laborales en algunos otros casos en lo sucesivo, pero ¿y todo el lodazal que existe? En fin, espero y los diputados analicen bien las cosas y decidan en beneficio de la Universidad y del pueblo de Nayarit.