*La tienda provoca inundaciones por lo mal diseñada en su instalación y construcción

Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit; Viernes 12 de Enero de 2018.- Exigen habitantes de Lo de Marcos terminar con las inundaciones que cada temporal de lluvias ponen en riesgo varías calles de esta delegación. Daños que aumentaron desde la construcción del Oxo del ingreso a este centro vacacional.
Sergio Parra vecino de esta delegación expuso que son varios años que los habitantes de este poblado han resultado afectados por las inundaciones que se suscitan con las lluvias, las cuales hacen crecer el borde arroyo que pasa por el poblado llegando sus aguas a las viviendas de la gente de Lo de Marcos.
Falta un obra que encauce esas aguas, es una petición que hemos venido haciendo desde varios años atrás, porque cuando llueve tenemos que meter hasta maquinaria para limitar la creciente y que esta no siga su paso hacia más calles del pueblo, agregó el también ejidatario.
Aunque el arroyo que alimenta la zona de mangle y desemboca en el mar siempre ha generado daños, estos se agravaron cuando fue construido el Oxo del ingreso el cual impide las acciones de los vecinos para liberar las aguas del arroyo por lo que estás corren hacía más calles de la delegación.
Otro obstáculo que observan los vecinos de Lo de Marcos es el proceder de la autoridad federal, la cual en diversas ocasiones ha iniciado procedimientos en contra de los vecinos que acuden con maquinaria para liberar el paso del agua y esta descienda de las calles inundadas, limitando el trabajo voluntario que realiza el pueblo para atender un problema que nació gracias a la desatención de las autoridades sobre este respecto.
Sobre la denuncia social el titular del Oromapas, José Mercado, expuso que realizarán un levantamiento topográfico que indique las acciones encaminadas a resolver este problema de inundaciones que durante la temporada de lluvias afecta a los vecinos de esta delegación costera de Bahía de Banderas.
Cabe señalar que la construcción de un Oxo vuelve a ser motivo de denuncias ciudadana en la que exhiben posibles actos de corrupción en la liberación de los permisos. La primera denuncia, que derivó en la demolición de la tienda, ocurrió en Sayulita en donde dicha obra no cumplió con los requisitos federales por lo que la Semarnat tomó tal determinación. Ahora en Lo de Marcos haber que sucede ya que la obra ha propiciado que las aguas lleguen a más casas.