López Obrador gana en Nayarit; también sus compañeros de fórmula; lo que no puedo asegurar es si en todo el país, pero lo que es aquí, los ciudadanos arrastran vindictas atrasadas desde cuando Ney González le arrebató el triunfo al Dr. Navarro con chapuzas, luego llega Roberto Sandoval gracias al asesinato de Marco Antonio Fernández y se van acumulando rencores pues como todo mundo sabe, el SASASA agravió incluso a los niños de pecho, y no se diga el Diablo Veytia, el cual fungía en los hechos como el gobernador en turno, cristalizando su ley con pistola en escritorio o simplemente mandaba desaparecer a la gente que se le ponía al brinco. Llega Toni Echevarría y las grandes mayorías pensaron que iban a cambiar las cosas, pero ha resultado más de lo mismo, no hay nada nuevo bajo el sol; por eso me atrevo a pronosticar que los ganones de la próxima película serán los candidatos de MORENA, sobre todo AMLO, quien va arriba en las encuestas con el 40 por ciento. Muchos tienen derecho a cuestionar la decisión de abanderar gente al estilo de Mirta Villalbazo o la reina de belleza Geraldine Ponce, mismas que solo tienen encanto femenino, pero nada dentro del cerebro; discúlpenme. Salvo el Dr. Navarro que se la ha jugado con AMLO en las buenas y en las malas, tampoco Pavel Jarero es garantía de honestidad como él dice; su administración al frente del ayuntamiento de Santiago Ixcuintla, dejó mucho que desear, nada que ver con los tres postulados de López Obrador: no robar, no mentir, no traicionar. Analicen la historia de Pavel, todo lo contrario, a lo que propone AMLO, pero va a ganar sin lugar a dudas, aunque no lo merezca. Respecto al Peje, pero no lagarto como el mismo se define, está tan bien posicionado que ya ni sus propios errores lo pueden desbancar; la gente le cree todo lo que dice, hace y deja de hacer. AMLO presidente casi un hecho; aunque solo Dios sabe lo que puede pasar de aquí al primero de julio, el día de la decisión final del gran jurado; se puede infartar, lo pueden matar, pero no creo que se sume al candidato del PRI, José Antonio Meade, quien repuntó en estos días con solo vestir los colores del partido que lo tiene postulado y posicionado. Toma tu candidato ciudadano, la juegan por el PRI, no mamen, respeten a su madre nutricia y aparezcan de menor tamaño; no se avergüencen por ser priistas carajos y carajas. Mucho tendrá por hacer Meade para remontar la ventaja de AMLO; en primer lugar, romperle la madre al copetón Peña Nieto, comprometiéndose a no hacer lo que este ha venido efectuando; pudiera ser si vuelve el viejo estilo del PRI, cuando el candidato presidencial llegaba al poder destruyendo la obra del presidente saliente. Ahora resulta que los candidatos del PRI son muy respetuosos de los que terminan sus encomiendas; a ese nivel nunca se había llegado hasta que Carlos Salinas de Gortari impuso su ley en el PRI. Se convirtieron en intocables y casi en dioses los presidentes de la República que concluyen operaciones en diciembre. Y entonces como chingados quieren ganar, si no hay nada que se les agradezca; salen los presidentes bien cargados, pero la gente de bien quiere otra cosa, que entreguen un país con muchísimos empleos y ya de perdis con seguridad en todas partes. No bastará entonces que Meade se ponga la camiseta del PRI; si vemos que rompe con Peña Nieto en los próximos días, es probable que la población le de otra vez la confianza al tricolor…PALESTRAZO: todo puede pasar incluso que la justicia traiga de las orejas de donde esté, al negrito sandía Juan López Salazar, socio del actual rector Nacho Peña, mismo que ayer recibió candela pura frente a Palacio de Gobierno, durante los minutos que duró el plantón que hicieron Roberto González Bernal y Tomás Pérez Ruiz, dirigentes del STUAN. De corrupto y protector de delincuentes no lo bajaron; la gente escuchó con mucha atención a los disidentes, los cuales prometen realizar acciones mucho más radicales para que las cosas cambien dentro de la UAN.