Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

En el PRI local pretenden juntarse dos expresiones políticas de cara al 2021. Para nadie es un secreto, que en la pasada campaña, Ney González y Manuel Cota, se dieron hasta con la cubeta y terminaron perdiendo la gubernatura, presidencias municipales y la mayoría en el Congreso. Hoy quieren recomponer a un partido que teniendo candidatos jóvenes y sin cola que les pisen, no reciben todavía el plus que ocupan en la complicada tarea de ganarle a los de enfrente; tuvieron que cambiar al delegado nacional y nombrar a una mujer que ya está demostrando que tiene las tablas suficientes, para diseñar la estrategia que los haga enfilarse hacia la victoria. La señora tiene muchísimas ganas de lograr el triunfo, así que al final de la jornada, si gana o pierde, no será porque no le hicieron la lucha. Por el lado de los candidatos de oposición al gobernante PRI, el único que la lleva segura es el Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero, quien ayer se reunió con abogados de prestigio en el Motel La Loma, recibiendo de ellos un laudo aprobatorio, para que los represente como senador los próximos seis años. Estuvo presente también, el abogado y notario público, Juan Antonio Echegaray Becerra, quien será llamado a puesto nacional importante, si los pronósticos de AMLO no fallan. Como hasta el momento no ha fallado el Dr. Polo Domínguez, el cual lleva aprobadas iniciativas fundamentales para frenar la corrupción e impunidad en Nayarit, sello que caracterizó las dos últimas administraciones estatales. Tan solo con la Ley de Obra Pública y la ley de extinción de dominio, Polo trae de cabeza al ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda y dos de sus colaboradores, Mundito García y Carlos Saldate; de no ser por el Presidente del Congreso, Sandoval y socios, anduvieran por el mundo, gastándose sin ningún problema lo que le robaron al pueblo; Rodrigo González Barrios y Guadalupe Acosta Naranjo, tampoco sueltan la presa, por lo que al término del proceso, se continuará con más intensidad luego de que Peña Nieto entregue la estafeta presidencial al que sigue. Fue error no haber cerrado en su momento el CEFERESO número cuatro del Rincón, donde estuvo de inquilino, el actual secretario de seguridad pública estatal, Javier Herrera Valles, mismo que va perdiendo poder; le acaban de quitar Tránsito Estatal y en estos días, volverá al redil de la secretaría general de gobierno, la dirección de prevención y reinserción social, y de esta forma hasta completar ocho. Todo mundo desea que Roberto Sandoval y pillos que lo ayudaron a joder al pueblo, pasen unos años en la sombra, ahí donde salió para morir el legendario General Jesús Gutiérrez Rebollo…PALESTRAZO: de un momento a otro, el maestro Juan Carlos Ríos Lara, estará anunciando su salida del PRI para irse con MORENA a su bancada; tendremos entonces en ese partido, pelones de peluche y enanos muy creciditos.

Compartir
Artículo anteriorIncendios sospechosos
Artículo siguienteSe volcó tráiler