*El alza en el precio no ha ido de la mano con el pago del salario mínimo

POR LA REDACCIÓN
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La pérdida acumulada del poder adquisitivo por el incremento en el precio de la Canasta Alimenticia Recomendada (CAR) es de 80%, es decir, hace 30 años los mexicanos trabajaban menos para acceder a ésta, reveló un estudio del Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM.
De acuerdo con el documento “México 2018: otra derrota social y política a la clase trabajadora; los aumentos salariales que nacieron muertos” que se dio a conocer esta tarde, el alza en el precio de la CAR no ha ido de la mano con el pago del salario mínimo.
El incremento en los precios de los 40 productos que conforman la CAR ha sido “muy rápido”, por lo que en los hechos el salario mínimo nace “prácticamente muerto”, apunta el texto.
Como parte del análisis que trabajó el grupo de especialistas del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía, destaca que en 1987 a un mexicano le bastaba trabajar cuatro horas y 53 minutos para acceder a la CAR; para octubre de 2017 se necesita laborar más de un día (24 horas y 31 minutos) para poder comprarla.
Otro dato que ofrece el documento es que para octubre de 2017 el precio de la canasta -de 245.34 pesos- fue el más alto registrado en el país y su variación anual fue la “más grande” desde la década de 1990, con un incremento de un año de 27.28% con respecto al año anterior.
“El aumento al salario mínimo en el mismo periodo fue de siete pesos y el incremento anunciado por el gobierno para 2018 es de 8.32 pesos. Si sumamos ambos dan un total de 15.32 pesos, por lo que el aumento de precios de la CAR ya se comió en un año los incrementos de dos años, e incluso parte de lo que se anuncie para 2019”, advierten los investigadores del CAM.
La pérdida del poder adquisitivo ha sido tal, que aún las propuestas de diversas fuerzas políticas para elevar el salario mínimo a 95.24 pesos diarios o hasta 171 pesos serían insuficientes, indica el texto.
“¿Qué tipo de bienestar se puede garantizar con estos ingresos considerando que se requieren 245 pesos diarios sólo para la alimentación?”, cuestionan.