*Por sub ejercicio presupuestal, deberán regresar a la federación más de un millón

Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit; Martes 30 de Enero de 2018.- Regresará el ayuntamiento de Bahía de Banderas un millón 455 mil 327 pesos a la SEDATU por no ejecutar obras. Determina Cabildo del décimo ayuntamiento denunciar a los funcionarios vinculados a este posible fraude a la comuna. Entenados de la dupla Sandoval & Veytia los implicados de este posible desvío. 
Ayer en sesión de Cabildo fue presentado el punto de acuerdo para reintegrar o pagar los dineros mal ejercidos, desviados o desaparecidos durante los ejercicios fiscales 2015 – 2016 que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) dispuso a favor del ayuntamiento de Bahía de Banderas pero este y en lo particular los funcionarios encargados no ejecutaron conforme a las reglas de operación que marca la dependencia federal. 
En apego a lo que define el numeral 7.12 de las reglas de operación en el apartado Recursos No Devengados dicha dependencia solicitó al entonces alcalde José Gomez Pérez reintegrar a la TESOFE los recursos que no se hubiesen destinado a los fines autorizados y aquellos que por cualquier motivo al 31 de diciembre de 2015 y 2016. Más los rendimientos obtenidos”, señala el oficio SEDATU/ NAY/ SDOUT/ y V 2017/ 0578.
Sobre el tema el primer edil, Jaime Cuevas Tello, informó al pleno que tanto el cuerpo jurídico como la sindicatura han tomado la vía legal para que tal anomalía encuentre los posibles responsables de este requerimiento, pero como pueden pasar bastantes años para que llegue la justicia, dijo, instó al Cabildo a aprobar el recurso requerido por la SEDATU, ya que se corre el riesgo de que para este año el municipio no pueda ser beneficiado por lo programas federales que dispone esta dependencia para los gobiernos locales. 
Diversas obras en la calle Cleofas Salazar en Bucerias, calle Vicente Guerrero, en San Vicente, no adquirir equipamiento entre otros conceptos no fundamentados son parte de las anomalías detectadas y en las que observó la SEDATU la nula ejecución de los dineros públicos. 
Iniciadas las investigaciones personajes vinculados al ex fiscal tendrán que responder a este agravio que hoy cuesta ya al municipio, al caso Salvador y Antonio Zepeda quienes bajo el amparo de la fiscalía fueron el vínculo de dependencias federales en el municipio y otros más para “gestionar” obras, de las cuales comienzan a salir anomalías. El segundo funcionario en referencia aparece también entre el listado de posibles responsables de cuantiosos daños al patrimonio municipal , esto según versa el acta de entrega recepción. 
Otro dato que llama la atención del expediente de las obras referidas líneas arriba, es que el inspector Alfredo Arreola estuvo al tanto de los avances de estas y continúa en el mismo cargo.