El pasado martes se registró un enfrentamiento entre civiles armados y elementos de Seguridad Pública a un costado del parque Canacintra. En el evento, uno de los presuntos pistoleros murió y uno más quedó herido.

Edwin Arturo N., de 26 años de edad, fue llevado en calidad de detenido al Hospital General en Culiacán, Sinaloa al presentar lesiones de proyectil de arma de fuego, y antes de que lo dieran de alta, logró fugarse la noche del viernes.

Lo acontecido

Eran cerca de las 22:00 horas, cuando de pronto personal médico del nosocomio donde se rehabilitaba Edwin Arturo se dio cuenta que ya no estaba encamado, por lo que rápidamente dieron aviso a los cuerpos de seguridad que estaban encargados de vigilarlo.

Las alarmas se encendieron y, luego de una búsqueda por el hospital, finalmente no lograron encontrarlo por ningún lado.

MAS SOBRE ESTE TEMA

Se dijo que el paciente estaba en el área de cirugía y que presuntamente lo habían llevado a que hiciera sus necesidades fisiológicas acompañado de un familiar directo del detenido, y ya no se supo de ellos. Se dice que este familiar era su madre.

Asimismo, se dio a conocer que un elemento adscrito a la Policía municipal era quien estaba a cargo de que Edwin no lograra fugarse.

Se implementó un operativo por los alrededores, sin resultados positivos.

El joven de 26 años habría sido uno de los responsables de enfrentarse con policías el día 14 de este mes, cuando presuntamente eran perseguidos tras ser acusados junto con su acompañante, quien falleció en el intercambio de balas, de haber realizado diversos atracos a bordo de un automóvil marca Ford Figo, de color gris.

Lo confirman

Mediante un comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad del Estado confirmó la fuga del detenido y dio a conocer que corporaciones de los tres órdenes de gobierno se encuentran abocadas a su localización, por lo que se han desplegado dispositivos de reconocimiento por la capital del estado y se han compartido datos con todas las instancias de seguridad del estado para dar con su paradero y que pueda llevar su proceso judicial, como lo marca la ley.