* INE lo denuncIa ante la FEPADE

México/Agencias/.- El Instituto Nacional Electoral (INE) presentó una denuncia en el Ministerio Público de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) contra el candidato independiente Jaime Rodríguez El Bronco por actos ilícitos por la recolección de firmas.
Por lo que se detalló que el fiscal Especial para la Atención de Delitos Electorales, Héctor Díaz Santana, comentó que la dependencia se encuentra a la espera de que el INE entregue la documentación necesaria para iniciar las investigaciones.
“Hemos recibido una denuncia por parte del Instituto Nacional Electoral por actos presuntamente ilícitos, por la recolección de firmas. Estamos a la espera de la documentación complementaria. Quiero decirles que esto es un proceso de carácter permanente”.
“Nosotros vamos a depender de la documentación e información que nos mande el instituto nacional electoral, estamos a la espera, ustedes saben que son miles de firmas las que ellos tienen registradas; tenemos que iniciar ese procedimiento, tenemos que investigar”, afirmó.
El pasado lunes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidió aprobar la candidatura del gobernador de Nuevo León con licencia lo que lo pone en la boleta electoral de los comicios del primero de julio.
Con el respaldo de cuatro de los siete magistrados, la Sala Superior resolvió que el gobernador con licencia de Nuevo León podrá aparecer en la boleta el próximo 1 de junio, tras considerar que el INE violentó el derecho de audiencia del aspirante por un supuesto proceso “desaseado”.
De acuerdo con el magistrado ponente Felipe Fuentes Barrera, el INE determinó de manera unilateral, sin dar mayor justificación, la invalidez de algunos de sus apoyos, por lo que es evidente que vulneró el derecho de audiencia en menoscabo del aspirante y su deseo de contender por la presidencia sin un partido político.
La decisión del TEPJF generó el repudio en redes sociales, hecho que se viralizó la madrugada de este martes 10 y fue calificado como “un golpe mortal a la credibilidad del propio TEPJF”, por ignorar la larga lista de anomalías cometidas por El Bronco en la recolección de firmas para obtener su registro.