• Habitantes señalan que han presentado denuncias
    en su contra, pero al parecer goza de impunidad

Por: Emilio Castillo Hernández

Huajicori, Nayarit. 07/11/19. – El municipio de Huajicori está siendo gobernado por una presidente emanada del PRI a la que aseguran los habitantes, no soportan por sus raterías y abusos de poder en contra del pueblo y de las arcas municipales. Señalan que la edil en diferentes ocasiones ha sido denunciada por los ciudadanos pero parece que la funcionaria está bien agarrada del viejo PRI ya que en ningún momento han tenido eco las denuncias que existen en su contra.
Añaden que en dicho municipio se está dando en todo su esplendor el nepotismo por parte de Grabiela Guzmán González quien tiene cobrando en la nómina a su hermana María de la Luz Guzmán quien funge como directora del DIF municipal y cobra 3,700.00 quincenales.
El luchador social Miguel Marcelino Morán dio a conocer la nómina del DIF municipal y en conjunto con decenas de Huajicorenses denuncian el descarado robo que se le está haciendo al erario público por parte de la edil y su familia quienes, aseguran, son los nuevos ricos de Huajicori.
“El pueblo ya está cansado de tantos abusos y robos que están recibiendo de parte de Guzmán González quien no ha podido sacar adelante al municipio, dicho pueblo carece de obra pública, generación de empleo y la economía está por los suelos”, señalan muy molestos.
En días pasados la edil dio a conocer su segundo informe de gobierno ante diez personas, entre ellas algunos regidores, el pueblo sabio asegura que la edil entregó su informe encerrada en su despacho, pues le dio miedo que los ciudadanos le gritaran en su cara las raterías que ha realizado en dos años, otros ciudadanos manifiestan, que fue lo mejor que pudo hacer la edil, ya que para que gastaba si no iba a informar nada, la presidenta solo se la lleva organizando festejos y no ha podido gestionar obra pública para tener un mejor municipio, no ha sabido generar empleo que venga a mejorar la economía de las gentes más pobres del municipio.
La primer priista de Huajicori no sabe que el pueblo ya despertó y en sus denuncian le recuerdan que existe la ley y el nepotismo constituye una práctica inadecuada que propicia el conflicto de intereses entre el interés personal y el servicio público.
Señalan que restringe el acceso en condiciones de igualdad a las funciones públicas lo que dificulta que las entidades públicas puedan cumplir objetivamente con la funciones para las que fueron creadas; debilita un ambiente saludable para el control interno y para la evaluación; e incluso perturba la disciplina laboral debido a la falta de imparcialidad del superior para ejercer su potestad de mando en un plano de igualdad sobre los servidores vinculados familiarmente con los funcionarios con poder de decisión.
Todo lo antes expuesto los denunciantes lo sustentan en que, mediante Ley Nº 26771 se estableció la prohibición de ejercer la facultad de nombramiento y contratación de personal en el Sector Público en casos de parentesco hasta un cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y por razón de matrimonio, pero resulta que la edil tiene la vieja escuela del PRI en donde se roba, engaña al pueblo, todos los familiares de los gobernantes pasan de pobres a ricos en dos años y no pasa nada, pues, están bien protegidos por cúpulas priistas que han saqueado al país por décadas y por lo tanto jamás pisará la cárcel.
Todo esto y muchas cosas más pasan en un pueblo alejado de la justicia y alejado de la civilización en donde una sola mujer tiene en la miseria a un pueblo y está –según las denuncias- volviendo ricos a su familiares más cercanos sin que nadie diga o haga algo para detener las bajezas que está cometiendo Gabriela Guzmán González a un pueblo que a diario sufre hambres e injusticias.