• Un juez federal falló a favor de la Secretaría de Defensa Nacional, revocando la suspensión definitiva que se tenía en su contra

México; martes 8 de Octubre del 2019/agencias.- Un juez federal falló a favor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y revocó una suspensión definitiva que impedía la construcción del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México.
El juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa declaró procedente y fundada la solicitud de modificación o revocación de la suspensión definitiva, con lo que quedó revocada.
El 4 de octubre, el titular del Juzgado Quinto de Distrito en materia Administrativa, Juan Carlos Guzmán Rosas, decidió esperar para dar a conocer si era procedente o no la petición de la Sedena para dejar sin efectos la suspensión definitiva concedida al colectivo No más Derroches, que promovió el amparo para la construcción del aeropuerto.
Hasta ahora existían siete suspensiones que han impedido el inicio de obras en Santa Lucía. El juez podría reiterar su criterio y revocarlas.
Dicho colectivo ha tramitado más de 140 amparos contra este proyecto que el gobierno de AMLO planeaba comenzar desde julio pasado.
Al revocar una de las suspensiones, el juez validó la reciente inclusión de todos los bienes de la Sedena, incluido el proyecto del aeropuerto, en el catálogo de instalaciones estratégicas de la nación.
En septiembre pasado, el Colectivo #NoMásDerroches denunció que el Poder Ejecutivo federal decidió invocar “el interés nacional” y decretar como Instalaciones Estratégicas todos los espacios, inmuebles, construcciones, equipo y demás bienes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), incluyendo el proyecto del aeropuerto civil internacional en la Base Aérea Militar de Santa Lucía (AISL).
Para ello, la Sedena solicitó en juicio que se revoquen los amparos y suspensiones definitivas del proyecto, concedidas a favor del Colectivo.
“La suspensión definitiva pone en peligro la defensa, integridad y soberanía del país por no permitir el despliegue de tropas para atender la seguridad nacional”, indicó la Sedena.
El colectivo afirmó que la suspensión no obstaculiza la operación de la Base Aérea Militar sino únicamente frenaba la construcción del aeropuerto.