El gobernador panista ordenó que se lanzara otra convocatoria para que sus amigotes puedan concursar y ganar las plazas vacantes

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Domingo 12 de Agosto del 2019.- Prolifera el cobro ilegal de inscripciones en la mayoría de los planteles educativos del estado, nadie frena este negociazo de los directores porque la Secretaría de Educación (SE) está más interesada en lanzar convocatorias “amañadas” para cubrir vacantes de dirección y supervisión temporales de Educación Básica.
Los tentáculos del cacique magisterial y el gobernador están sobre estos puestos que son los mejor pagados para entregárselos a familiares, amigos, amantes y cargamaletas.


La convocatoria fue amañada con el visto bueno del gobernador, Antonio Echevarría García porque de esa manera tiene la oportunidad de meter más fácilmente a concursar esas plazas a sus allegados.
El titular de la Secretaría de Educación (SE), Arturo Robles y el repudiado dirigente de la sección 49 del SNTE, Ladislao Serrano -a quien por cierto, este fin de semana le tomaron las instalaciones de la organización por vendido-, tenían la clara intención de que nadie se registrara porque las vacantes ya están dadas a los amigos y allegados del gobernador, reconoció el dirigente de la Asociación de Padres de Familia, Leopoldo García López.
Los intereses de la mafia “Montenegro” siguen imponiéndose en las áreas de educación estatal, quieren seguir mamando de la ubre y agandallando las mejores posiciones para sus “marionetas” incondicionales que están obligados a obedecerlos ciegamente, dejando a un lado los verdaderos problemas que se viven en las escuelas como el que existe en este momento relacionado con el cobro indebido de inscripciones.


“A ellos y al gobernador no les interesa esto, les importa otras situaciones, las horas, las plazas, acomodar a su gente y familiares”, recalcó García López.
Algunos maestros aseguran que el gobernador se molestó porque algunos de sus amigotes no tuvieron tiempo de presentar sus papeles. Y es que a las plazas vacantes ya les tiene nombre y apellido.
Por pelear sus intereses, han dejado de lado la situación que se presenta en este momento, los directivos de las Escuelas exigen el pago de 250 pesos a 500 por “inscripción”.
Ejemplos son muchos, como la Primaria Francisco González Bocanegra, la Técnica Uno, mientras que la Escuela Secundaria No. 4 Ramona Ceceña exige el pago de inscripción de 360 pesos por alumno. Y la federal No. 2 está cobrando 500 pesos.
Las inscripciones por Ley son gratuitas, de nada sirve que se pongan de acuerdo los padres de familia y directivos en una cooperación voluntariamente a fuerzas para que ese dinero se destine a solventar las necesidades de las Escuelas.


A decir del dirigente de Padres de Familia, el gobierno no da ni un peso para reparar los salones de clases, sanitarios ni siquiera para escobas y detergente utilizados en la limpieza del plantel educativo, por ello, utilizan este pretexto para condicionar la inscripción.
Hay una necesidad no atendida por parte de la autoridad, se hacen pato y utilizan el dinero destinado al mejoramiento de las escuelas para otras cosas pero eso no obliga a los padres de familia de bajos recursos a entregar 250 a 500 pesos de forma “obligatoria”.


Si bien, en algunas escuelas sí se utiliza para eso, en otros casos, los directivos en contubernio con los comités de padres de familia se “reparten” el dinero y semanas más adelante, vuelven a solicitar cooperación forzosa.