Por: Misael Santana Huerta

Ejido de Pimientillo del municipio de Rosamorada, Nayarit. A 13 de Febrero de 2020. Ya es común que constantemente, por cualquier medio de comunicación, nos hagan llegar información de hechos que se dan en los municipios.
Hoy los productores de camarón de granja, nos hicieron llegar la desagradable noticia, de que están sufriendo el saqueo del camarón de sus propiedades, sin que al momento se encuentre en los separos de la Policía municipal un detenido, debido a que ante las autoridades gubernamentales no quieren declaraciones de los quejosos si no al malhechor ya detenido.
Ante estado de cosas, nos dicen, una comisión de camaroneros de granja, se entrevistó con el presidente municipal para plantearle el delicado asunto, cosa que dio resultados, desde el momento en que el munícipe de Rosamorada, pretendiendo hacer méritos fue personalmente a Pimientillo, para en una reunión con los granjeros escuchar las quejas de los camaroneros.
Ya terminada la reunión, les dio toda la razón de lo que le expusieron, para proponerles mandarles vigilancia policiaca de día y de noche, para de una vez por todas encontrar con las manos en la masa a los dueños de lo ajeno, cosa que prosperó aunque no agarraron a ningún ladrón pero sí se detuvo la robadera.
Pero al paso de unos pocos días ya ausentes los gendarmes de Rosamorada, nos dicen los productores de camarón, volvieron los ratones de dos patas.
Para a este día, seguir haciendo de las suyas, proponiendo los afectados a la autoridad municipal, estatal y federal, la Unión de los cuerpos policiacos, y agarrar a quien se robe el camarón y a quien lo compre, a sabiendas de que está comprando algo de una persona que ni granjas tiene.
Así las cosas en el ejido de Pimientillo, y lo peor que los dueños de lo ajeno son del propio rancho.