• Se ejerce violencia contra los niños y se les violentan sus derechos, denuncia la diputada Margarita Morán

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; 01- diciembre-2019.- Uno de los problemas que se tienen en el Centro de Justicia Alternativo (CJA) es que se ejerce la violencia contra los niños, pues para los jueces la palabra del menor simplemente no cuenta, lo que pone en grave riesgo su integridad física, emocional y psicológica.
Tal acusación corresponde a la diputada, Margarita Morán Flores, quien dijo que en esta área se encuentra el caso de una menor de 8 años de padres divorciados, quien asegura que es tocada inapropiadamente por su progenitor cuando le corresponde la convivencia y aunque la pequeña ya le comentó al juez el por qué no quiere estar con él, éste no le cree.
El juez argumenta que es la madre la que envenena a su hija, desmeritando y sin ninguna prueba lo que dice la niña, lo que le parece sumamente grave, puesto que casos como estos posiblemente abunden, es por ello que deben de encontrar la manera de que los niños sean escuchados y lo que salga de su boca jamás se ponga en tela de juicio.
Desde su punto de vista cualquier madre busca el bienestar de su pequeños sobre todas las cosas, por tal motivo tampoco se le debe de señalar a esta como una mala persona sin tener motivos para hacerlo.
Ante estas circunstancias, advirtió que enviará un expediente al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en el que se detallará todas las irregularidades que hay en el proceder de sus jueces con la esperanza de que puedan atender este caso, pues así como está el CEJA no está funcionando, porque este organismo ve al niño como una maleta a la que tienen que entregan y devolver, pero no les interesa saber cómo está, lo cual provoca que se violenten sus derechos, concluyó Margarita Morán Flores.