El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que ese es el precio que deben respetar los gasolineros abusivos en todo el país
.En Nayarit, las gasolineras del gobernador, Antonio Echevarría García, tienen el descaro de ponerla a casi 20 pesos, son tan insensibles que ni siquiera la crisis económica provocada por la presencia del COVID-19 les ablanda el corazón
Por: Víctor Trejo Olmos
Tepic, Nayarit.- martes 24 de marzo del 2020.- La ambición y el hambre de dinero del gobernador panista, Antonio Echevarría García y su familia, parece no tener fin, no importándoles que el país y los nayaritas estén atravesando por una histórica crisis de salud y económica, con total cinismo han desobedecido las recomendaciones del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que todos los concesionarios de gasolineras deben ajustar el precio de estas a un máximo de 17 pesos por litro, ya que Petróleos Mexicanos, la empresa que surte a todos los concesarios, decidió bajar el precio de la gasolina que les entrega a dichos concesionarios, esto con la finalidad, de que los concesionarios a su vez le vendan al público un precio acorde a esta reducción en el precio.


No obstante lo anterior, las gasolineras del gobernador Antonio Echevarría Domínguez han visto en este ajuste de 3 pesos que les hizo PEMEX, no una oportunidad para solidarizarse con el pueblo en estos momentos tan difíciles, sino, como una inmoral oportunidad de incrementar de una manera abusiva las ganancias en sus más de 25 gasolineras que poseen a lo largo y ancho de Nayarit.
Apenas que el pasado lunes, el gobernador del estado, Antonio Echevarría García, en reunión con líderes de partidos políticos, senadores y diputados federales y locales, se daba golpes de pecho diciendo que le importaban los nayaritas, pero está visto que sólo les mintió porque la mejor manera de ayudar a sus gobernados sería aliviar su situación económica bajando el precio de la gasolina, tal como lo ha hecho el gobierno federal.
Los nayaritas le exigen al gobernador y a su papá, el ex gobernador, Antonio Echevarría Domínguez, que atiendan el llamado del Presidente de la República, y bajen a 17 pesos el litro de la gasolina.
Ya lo dijo bien claro el pasado lunes, el titular de la PROFECO, Ricardo Sheffield Padilla, “que estos gasolineros abusivos no se pasen de rosca y bajen el precio de la gasolina a 17 pesos que es el precio justo al que deben de expender el combustible porque Pemex les bajó el precio 3 pesos”.
Se comenta que el gobernador y su familia, se pusieron de acuerdo con los gasolineros expendedores de Nayarit, para no bajar el precio del combustible.

En algunos estados como en Veracruz, la gasolina ha bajado hasta en 14.70 centavos el litro.
En Bahía, algunas gasolineras siguen poniendo el precio por litro por encima de los 19. 50 pesos.
Pese a existir una tendencia a la baja en el precio del hidrocarburo, en las estaciones del municipio de Bahía de Banderas hay quienes sí pretenden atender el llamado del mismo ejecutivo Federal pero hay otras que se resisten a bajar sus precios y los ubican casi en los 20 pesos.
De la delegación de San Vicente hacia la carretera 200 el precio de la gasolina va en descenso en comparación a lo que ocurre del Porvenir hasta San Juan de Abajo en donde el precio apenas resta unos centavos.
A diferencia de la contingencia del brote de influenza ocurrido en 2009 el costo de este hidrocarburo se mantuvo en los precios de aquel entonces y no los bajaron como sucedió en otros países en donde la sacudida económica, afianzada por la baja de los precios del petróleo, dañó el ritmo de la industria, comercio y los servicios.
Hoy es distinto y estos van a la baja como ocurre en otras latitudes por disposiciones del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien en su conferencia mañanera expresó: “Pedirle a los gasolineros, a los que tienen las concesiones, que no abusen, que la gasolina no puede costar más de 17 pesos