• El Rector, Enrique Hernández Quintero, pretende correrlos sólo porque se afiliaron a un sindicato

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; 09-septiembre-2019.- Debido a que algunos maestros de la Universidad Politécnica se afiliaron al Sindicato de Trabajadores Académicos y Administrativos de las Universidades Tecnológicas de Nayarit (STAAUTN), desde ese momento estos han sido objeto de hostigamiento laboral, es por eso que piden el cese de arremetimientos en su contra.
La secretaria de STAAUTN, Carmen Ibarra Castillón, señaló que con el objetivo de que los docentes firmen la renuncia voluntaria a la institución en un mismo pago les juntaron la quincena atrasada y el finiquito.
Los afectados son 24 profesores y resulta que son los afiliados a la organización que encabeza, pues con los demás trabajadores no tienen ningún problema, lo cual asegura que es una clara represión por estar en el Sindicato, ante ello, la semana pasada tuvieron un acercamiento con la rectoría y se llegó al acuerdo de separar el pago, pero este no se cumplió.
Otra de las inconformidades que se tienen es que los contratos que se les dan son de cuatro meses, periodo en el que no tienen ningún derecho laboral, pues lo único que se les ofreció fue una afiliación al Seguro Popular y como si esto no fuera suficiente a las maestras embarazadas no se les da incapacidad, por lo tanto al tenerse que ir, no perciben ningún pago y cuando quieren regresar tienen que volver a hacer el proceso de selección.
La dirigente, también aclaró que este lunes la Universidad debió de arrancar clases, pero se encontraron que cuando llegaron los alumnos y maestros no había carga horaria, por lo tanto tuvieron que regresarse y como están las cosas no saben cuando iniciará el nuevo ciclo escolar.
Para concluir, Carmen Ibarra Castillón, solicita al gobernador que gire instrucciones al rector del plantel, Enrique Hernández Quintero para que se pague inmediatamente la quincena devengada sin la firma del finiquito, se les proporcione seguridad social, se les de su carga horaria y se respete su libertad sindical, cese el hostigamiento y el acoso por parte de algunos directivos.