• Alarmante el desvío de recursos y las corruptelas en el gobierno del panista, Antonio Echevarría García

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; 04-noviembre-2019.- Al igual que la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), el sector salud está en crisis, pues a 2 mil 800 trabajadores con base estatal no se les ha pagado su última quincena, por lo que estarán decidiendo en las próximas horas qué es lo que procederá.
Tal declaración pertenece al secretario general del Sindicato de Trabajadores de Salud, José Luis Martínez Medina, quien en conferencia de prensa explicó que aún cuando el recurso que le compete a la federación aportar para los pagos que es un poco más del 60 por ciento ya se envió desde hace algunos días, éste no ha sido dispersado por Finanzas, por lo que no se descarta que el dinero se esté jineteando.
El adeudo no solo se reduce a su sueldo que en total asciende a 23 millones, pues tampoco se les ha proporcionado el retroactivo que representan casi los 15 millones, ni los estímulos mensuales que son 3 millones de pesos y mucho menos los vales de despensa que rondan los 63 millones de pesos, lo que da un total de 100 millones de pesos, atorados.
Como si lo anterior no fuera suficiente, dijo que traen arrastrando una deuda desde hace años que alcanzan los 200 millones de pesos, por lo que, ante estas circunstancias asegura que la administración del sector salud es la peor que han tenido desde el 2017, pues no solo no cumplen, sino permiten corruptelas dentro de la institución, un ejemplo de ello, es que se destinaron 23 millones de pesos, para la compra de uniformes que nunca se les entregó, puesto que el proveedor al que le dieron la enmienda no existe y aunque han pedido a Contraloría interna que investigue este caso, hasta el momento no lo ha hecho.
Para concluir, José Luis Martínez Medina añadió que aunque no se ha definido las acciones a tomar, entre estas no se encuentra el dejar sin servicio a la población, mucho menos en estos momentos en donde los casos de dengue e influenza están proliferando.