.800 caballos españoles pura sangre, lujosos y costos ranchos, empresas y negocios por todo el país, hoteles, restaurantes, fundaciones, millonarias mansiones, automóviles de lujo, sillas de montar de oro, caballerizas con aire condicionado, etc. etc. son parte del enriquecimiento inexplicable de Roberto Sandoval

México. Domingo 09 de junio del 2019.- Agencias/ El exgobernador de Nayarit tuvo en los caballos su punto débil, que lo llevó a aliarse presuntamente con el crimen organizado; el aumento de su patrimonio llegó incluso a Coahuila, donde habrían arribado miles de cabezas de ganado que adquirió en contubernio con el Gobierno de Peña Nieto

Nunca escondió su gusto por los caballos. Su paso por la política lo llevó de tener dos ejemplares criollos en 2008 y  cuando asumió como Alcalde de Tepic, ya tenía 470, cantidad que aumentó –cuando fue gobernador- a 800 de raza pura española a los que les tenía caballerizas de lujo y una entrenadora traída desde España.

Roberto Sandoval, el exgobernador que intenta defenderse de la justicia de Estado Unidos –que lo acusa de tener nexos con el crimen organizado–, inició su enriquecimiento en su periodo al frente del Municipio: en 2008 adquirió el rancho al que llamó El Sueño ubicado en Aután, municipio de San Blas, del que afirmó públicamente ser el propietario y en el que, cuentan los lugareños, se hacían grandes fiestas, donde la música se escuchaba hasta altas horas de la madrugada.

En 2009 su hija Lidy Alejandra Sandoval –entonces estudiante de 19 años– compró dos terrenos y una casa en un condominio de Zapopan, Jalisco; y a la par él edificó una finca a la que nombró La Cima del Cielo, en alusión a la canción de Ricardo Montaner, con quien tenía una relación personal.

Pero aún faltaba más: el incremento desmesurado de su patrimonio se dio en su periodo al frente del Gobierno del Estado de Nayarit.

“En su campaña para gobernador, llegaba a las poblaciones montando El Sol (un caballo) y llevaba además dos o tres caballos de mediana calidad para regalar ‘maquilas’ a los lugareños que tuvieran en ese momento yeguas en celo. Antes que a Sol tuvo un caballo pura sangre llamado “Dandy” el que mandó disecar.

“Cuando llegó al gobierno nayarita, señalan los entrevistados, Sandoval llegó a tener unas 350 yeguas del criadero español Torre de Luna, más 68 caballos de La Cantera (otro de sus ranchos, que adquirió en 2014 mediante la empresa L-INMO, SA de CV, señalada por el Departamento del Tesoro de EU como una de las que Sandoval utilizó para cubrir su enriquecimiento ilícito y lavar dinero del narcotráfico), 30 de El Armadillo (propiedad que le prestaba el empresario Enrique García, y a la que Sandoval invirtió recursos para construir caballerizas) y 22 de La Cima del Cielo”, expone el reportaje “Roberto Sandoval: crónica de un enriquecimiento delirante” publicado por la revista Proceso.

El texto, firmado por Patricia Dávila, añade que: “El gusto de Sandoval por los caballos Pura Raza Española (PRE) lo llevó a aliarse –según el gobierno de Estado Unidos– con los cárteles del narcotráfico, lo que lo hizo acumular una gran riqueza, siempre con ayuda del exfiscal Édgar Veytia, quien se encargaba de secuestrar, encarcelar o amenazar a los dueños de algunos predios para obligarlos a ‘vender’ sus propiedades”.

LA CANTERA, SITIO DONDE RECIBÍA AL ‘CANELO’ Y A JULIÓN ÁLVAREZ

“Una escultura metálica de Cristo preside la entrada al rancho La Cantera, el paraíso ecuestre que el exgobernador mandó construir para su uso exclusivo, cuenta con una gran pista techada –en la que el político se entrenaba en baile a caballo– y 68 lujosas caballerizas donde tenía finos animales traídos de España, que fueron adiestrados por una instructora también venida de ese país.

“Mirando a la pista –equipada en uno de sus extremos con un espectacular espejo que permitía observar la postura del jinete y el trabajo del caballo– hay un enorme salón rectangular totalmente forrado de exquisitas maderas, rematado con una chimenea de piedra. Desde ahí, a través de los ventanales, los invitados especiales de Sandoval –entre ellos el boxeador Saúl ‘Canelo’ Álvarez (también señalado por la justicia de EU) o los cantantes Joan Sebastian, Julión Álvarez (quien en 2017 fue acusado por EU de ser prestanombres del narcotráfico), Pepe Aguilar o Ricardo Montaner– disfrutaban los espectáculos ecuestres”, expone Dávila al principio de su artículo.

Lo que sigue es una enumeración de los lujos en la propiedad: caminadora techada para caballos, 62 caballerizas subterráneas con puertas “modelo Sevilla” de madera fina y estructura de herrería para que los caballos “socialicen”, un mirador, cantina. Todo en 40 mil metros cuadrados.

RANCHO EL AGUATOCHE, SU NEXO CON COAHUILA 

Ya en la Gubernatura Sandoval siguió aumentando su fortuna, con ayuda del gobierno de Enrique Peña Nieto.

En marzo de 2018, diversos medios nacionales informaron que la Fiscalía de Nayarit aseguró cinco inmuebles al exgobernador y su familia; sin embargo, Rodrigo González, vocero de la Comisión de la Verdad de ese estado, advirtió que esto era apenas la “punta del iceberg”, pues además del presunto enriquecimiento ilícito, se debería investigar la compra de 12 mil cabezas de ganado y 350 yeguas de cría española.

González apuntó entonces que tenía un audio en el que Sandoval reconoce que el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, le entregó 45 millones de pesos a fondo perdido, con lo que se presume se compró el ganado.

Del total de vacas, apunta el reportaje de Proceso publicado ayer, “unas siete mil fueron llevadas a Coahuila, al rancho el Aguatoche, del exgobernador Humberto Moreira”, mientras que otras “150 las llevaron al rancho de El Julión, en Chiapas”.

También está el presunto contubernio del Ex gobernador de Nayarit con el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, para quedarse con ganado fino que era destinado a los ganaderos de Chihuahua y Nayarit.