.Toño no existe como gobernador, hay una total ingobernabilidad en todos los rubros, afirmó al ex funcionario de Antonio Echevarría Domínguez, Carlos Hernández Ibarría

Por: Arcelia García Ortega

Tepic, Nayarit.- Viernes 15 de noviembre del 2019.- El luchador social y ex funcionario del gobierno de Antonio Echevarría Domínguez, Carlos Hernández Ibarría, consideró que en Nayarit, con Antonio Echevarría García, se vive un estado de ingobernabilidad, Toño no existe como gobernador.

Afirmó que mucha gente  pensaba que quien realmente iba a gobernar era su papá, el ex gobernador, Antonio Echevarría Domínguez, quien al menos tuvo 15 años de aprendizaje político, pero su hijo no tiene un gramo de político, y a eso debe que ocupando una herramienta fundamental como es la política, no ha tenido un real asesor, pues va todos los días va al barranco, y con él Nayarit.

Adelantó que existen problemas graves en Nayarit porque no se ha dedicado junto con sus funcionarios a atender los asuntos de fondo, sólo han pretendido maquillar con actitudes de burla lo que ya es una catástrofe económica política y social.

“Yo no sé de dónde sacan cifras maravillosas, pero la economía del estado está muy mal, el circulante es muy escaso, las condiciones de la clase media, trabajadora y campesina, son muy deplorables, se incrementa la crisis de Tepic con el cierre del centro porque se favorece el ingreso para agentes económicos externos, es decir, los grandes consorcios son los que tienen la opción de vender lo que los comerciantes nayaritas no pueden vender porque les cerraron las calles con esa arbitrariedad que está caracterizando al gobierno de Antonio Echevarría García”, afirmó Ibarría.

Agregó que para que crezca un estado se ocupa que alguien esté atento al desarrollo, pero el gobernador no está atendiendo los asuntos que tiene que atender para el estado, es decir, no está promoviendo la inversión, la concertación de los actores económicos que están en el estado y que vienen de otros estados, y que pudieran venir de otros países, aquí en Nayarit, lo único que están floreciendo son las empresas del grupo Álica porque se han convertido en las proveedoras del gobierno prácticamente en todos los rubros.  Toño no está siendo el líder que su propio gabinete requiere, no está siendo el líder social que los nayaritas esperaban como en algún momento lo fue su papá, es decir, Toño es ajeno a lo que es ser un gobernador, no existe como gobernador.

Afirmó que evidentemente nadie está gobernando en Nayarit, y quizá alguien está aprovechando el poder, “yo creo que quien está aprovechando el poder es el magisterio, pero tampoco está gobernando porque no saben gobernar, el magisterio aprendió a controlar, a presionar, a chantajear, centavear, pero no aprendió a gobernar”, y aunque no mencionó nombres, es muy claro que se refiere a Aníbal Montenegro y a su papá Liberato Montenegro Villa.

“Gobernar, es concertar, tomar acuerdos con las partes, hacer que la sociedad camine en un solo sentido y nadie de ellos sabe hacer eso porque ninguno de ellos es político, algunos han sido caciques (leáse Liberato), o abrevaron la escuela del cacicazgo (leáse Aníbal Montenegro)”, destacó.

Mencionó que ve en el gobierno a puros muchachos que nacieron en cunas de oro y fueron creados en pañales de seda, que sólo aprendieron a dar órdenes y qué se cumplan, aprendieron de comodidades pero no a gobernar.

Por otra parte, expresó que no se ve que el gobernador se acerque al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador con proyectos concretos.

También citó que existe un enorme gasto corriente en el gobierno del estado a través de las prestaciones o y la federación ya no puede estar cargando con los estados obesos e ineficientes y así, cuestionó, ¿cómo quiere el gobernador que el Presidente le apoye a Nayarit, si no hay un compromiso de su parte de eficientar  su administración.

“Nayarit es una sociedad en crisis en todas sus áreas de desarrollo, y en materia de seguridad, tan sólo en esta última semana, se ha desatado una fuerte ola de “levantones” y ejecutados. El Presidente de la República no puede estar regalando dinero para los barriles sin fondo, Nayarit tiene que corregir su gasto corriente, si revisamos las nóminas de la mayoría de los ayuntamientos, de la universidad, del gobierno del estado, veremos que son nóminas infladas donde no se justifica un enorme porcentaje de las gentes que hay y que quizá laboren”, puntualizó.

Por último, le dice que Toño que se busque asesores políticos  porque no tiene absolutamente a nadie, y que los busque donde estén porque existen personas que saben de política, pero que sea gente que haya estado en el medio que haya dado resultados, que haya demostrado su vocación de servicio.

“Un requisito que no es indispensable, es que sean amigos de él, puede buscar asesores donde él quiera, no importa que sean sus amigos, pero que hayan demostrado experiencia, capacidad e inteligencia, y eso le puede ayudar porque el trabajo de un gobernador es político”, concluyó el líder social, Carlos Hernández Ibarría.