• Vecinos del Puerto de San Blas llevan tiempo quejándose por el ruido que generan varios antros en el centro del Puerto y ninguna autoridad los escucha, se quejan

Por: J. Gpe Guerra Rivas

San Blas Nay.- Lunes 22 de abril del 2019.- Desde el inicio de la administración de Candy Yescas en el Municipio de San Blas, los ciudadanos se han venido quejando de los abusos de autoridad por parte de la misma alcaldesa y de varios de sus funcionarios de primer nivel.
En especial, las quejas más frecuentes son por la instalación en pleno centro del Puerto el antro conocido como “La Loka” del que según datos no confirmados es propiedad del robertista, Francisco “Paco” Villela, Paco, quien coordinó la campaña de Candy Yescas y hoy ocupa un cargo de primer nivel en el ayuntamiento, y aunque se mantiene de perfil bajo, su influencia al interior del ayuntamiento es notable y se puede decir que es la eminencia gris del municipio, es por ello que las quejas de muchos de los vecinos del centro que por fuerza tienen que desvelarse todos los fines de semana por los altos decibeles que genera la música al aire libre del antro “La Loka” no son escuchadas, ni por Candy Yescas como responsable del ayuntamiento ni por funcionario alguno.
Frente a ese muro de silencio y de impunidad, el señor Francisco Márquez nos informa que hace unos meses acudieron al Congreso local para exponerle al Diputado Presidente Leopoldo Domínguez el problema, Paco Márquez reconoce que Polo Domínguez los escuchó y los atendió muy amablemente, pero hasta la fecha no se sabe si la queja fue canalizada a alguna instancia o si de plano la denuncia quedó como muchas más, en el olvido.
José Fernando Zamudio, también vecino del centro y afectado por el ruido del antro, confirma la versión de Paco Márquez y explica que efectivamente Polo Domínguez no se ha dignado a informarles qué se hizo con la denuncia.
Por otro lado, las fuentes sostienen que no tienen ningún problema con el funcionamiento del antro ya que son conscientes que como puerto y zona de esparcimiento San Blas debe contar con esos centros de entretenimiento, lo que vienen pidiendo es que el propietario Francisco Villela sea consciente y entienda que los vecinos necesitan descansar y que esto se soluciona con solo instalar muros alrededor del antro para amortiguar el ruido, o bien bajándole al volumen, pero al parecer esto ya es una cuestión de capricho y prepotencia de parte del funcionario y de la misma Candy Yescas.
Cabe mencionar que hace unos meses el diputado Rodolfo Pedroza presentó una iniciativa para sancionar a los vecinos ruidosos y personas que bloquean las calles para festividades. Los quejosos piden por este medio a Polo Domínguez, les haga saber que pasó con su gestión, o si de plano sus representantes “son de palo”.