.Desesperados por querer ser gobernadores, a los traidores de la 4T, no les importa sabotear la entrega de los programas sociales a miles de beneficiarios nayaritas, acusó el delegado federal, Manuel Peraza Segovia

. “Cuando un actorcito de esos quiera entrar que venga y me toque la puerta y yo dialogaré con él, pero no me muevo en el estercolero donde ellos se mueven”, señaló

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Miércoles 06 de noviembre del 2019.- Detrás  de la toma de las instalaciones de la Secretaría de  Bienestar están “actorcitos políticos”, traidores a la 4T que andan desesperados para ser gobernador, sin importarles atropellar los derechos de los miles de beneficiarios de los programas sociales.

Estos “actorcitos” utilizan como títeres  a un pequeño grupo de pseudo líderes que se dicen defensores de la voracidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)  pero solo protegen  a personas que se roban la luz, morosos que no pagan su recibo y uno que otro caso que sí presentan tarifas excesivas y con ese pretexto tienen 3 días que tomaron las oficinas.

El Delegado Federal, Manuel Peraza Segovia informó que en reiteradas ocasiones ha recibido a este grupo para informarles sobre la negociación que existe en México sobre el tema pero su afán de protagonismo no les permite comprender que todo lleva un proceso.

“Yo hice varios esfuerzos y en tres ocasiones  le presenté la problemática al director de la CFE,  hice una reunión pero no les pareció que llevara a otro líder porque entre ellos hay envidias pues es el asunto de prevalecer”.

A este grupo que se hace llamar “Activistas Unidos”, les importa salir más en redes sociales porque piensan  que el  no sale en Facebook, no existe y por eso secuestraron un edificio que es un recinto federal que en su interior tiene valores económicos y equipo.

 “Estoy presentando una denuncia para  efectos de que se abra una investigación” porque han violado un recinto federal, advirtió Manuel Peraza.

Lo peor del caso es que   este grupito que mantiene tomadas las instalaciones no permite trabajar a los responsables de los programas sociales y afectan a  la población nayarita que es beneficiada con recursos federales a través de  apoyos sociales y se corre el riesgo de que no les lleguen porque no hay manera de que el personal de Bienestar distribuya esos beneficios que llegan a alumnos de educación básica, preparatoria, universidad, discapacitados, madres y padres de familia, y adultos mayores.

Para empezar, estas “marionetas” han acudido a la CFE y nadie los pela, por eso van contra la Secretaría de    Bienestar quien no es la entidad que cobra y suministra la energía,  los señores están tercos pero si de verdad quieren luchar que vayan a México a la Dirección de la comisión.

Y es que la federación envía de manera electrónica los apoyos y el personal de la dependencia debe imprimirlos para distribuirlos al pueblo, lo cual no pueden hacer por esta toma ilegal.

“Fueron a la ventanilla equivocada”, se les dio la opción de estar en manifestación constante sin impedir el paso al personal que distribuye los apoyos pero se negaron, por lo que serán juzgados por la misma ciudadanía.

Reiteró Manuel Peraza que detrás de este movimiento hay un trasfondo político encabezado por unos “actorcitos” que traen la idea es hacer que Bienestar se fracture pero el mismo pueblo defiende a las instituciones que los benefician.

“Cuando un actorcito de esos quiera entrar que venga y me toque la puerta y yo dialogaré con él, así no,  yo no me muevo en el estercolero donde ellos se mueven”.

Insistió que esos actorcitos políticos están desesperados por ser gobernador (aunque no dijo sus nombres, es claro que se refería a Nayar Mayorquín y a Navarro Quintero) “y no van a ser” porque tratan de reventar a la Secretaría de Bienestar y eso mismo, lo hacen con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador  pero no van a poder.

“Esos sí son los verdaderos traidores y en un país los halcones, los traidores deben ser tratados de otra manera”, recalcó el Delegado Federal.

Finalmente, dejó en claro que trabajarán en sedes alternas para evitar que logren su propósito de impedir el reparto de beneficios a los sectores más vulnerables de la entidad.