LA UAN EN BANCARROTA POR LA CORRUPCIÓN

por: Antonio Simancas Robles

La UAN nuevamente se encuentra en crisis en serie financiera y con el riesgo de no pagar los salarios desde la segunda semana de Septiembre, por la razón se siempre: GASTO EXCESIVO DEBIDO A LA CORRUPCIÓN QUE SE APODERO DE ELLA, desde la administración de Salvador Villaseñor, llegando a su clímax con Juan López,( quien al parecer, está prófugo), y que continúa hasta la actualidad con el rector Ignacio Peña, quien obedece fielmente las instrucciones del personaje que es todavía el verdadero poder tras el trono en la UAN; el Secretario General del SETUAN, Luis Manuel Hernández Escobedo, quien ha sido el beneficiario principal de la corrupción existente en la institución, junto con los representantes de los otros dos sectores que gobiernan la UAN, EL SPAUAN (Sindicato de Maestros) y la FEUAN (Representación estudiantil).
La posible quiebra de la UAN se debe en gran medida al gasto excesivo en: servicios personales, (aviadores), las escuelas que maneja el SETUAN que son de hecho propiedad del Srio. Hernández Escobedo y que son; guardería, primaria y secundaria, cuyos gastos y sueldos son pagados por la UAN, pero los ingresos por las cuotas que cobran a los trabajadores, son para el SETUAN;
Esto, sin contar con el hecho de que cada año se asignan partidas millonarias para los “GASTOS” del SETUAN, DEL SPAUAN Y DE LA FEUAN, con la aprobación del Consejo General Universitario, y desde luego, del rector.
Todos estos gastos que no son indispensables, ni forman parte de los objetivos de la UAN, que son, entre otros, promover la Educación Superior, la Vinculación con la Sociedad y el Extensionismo Social.
Estos gastos, aunados al financiamiento bancario (préstamo) del cual se adeudan alrededor de 400 millones, las cuotas que se adeudan de ejercicios anteriores del IMSS por varios cientos de millones, las retenciones del ISR a los trabajadores por más de trescientos millones de pesos, que pueden ocasionar el embargo de las cuentas bancarias de la Institución, por parte de la Secretaría de Hacienda (SAT) y del IMSS, además de la desaparición del Fondo de Ahorro de maestros y trabajadores que deberían de ser de alrededor de 500 millones de pesos, para cuya integración se les descuenta indebidamente a los trabajadores jubilados y pensionados, igual que a los activos, lo cual es indebido, pero lo peor es que YA NO EXISTE EL FONDO DE PENSIONES; desde hace algunos años; ya que estuvieron disponiendo indebidamente de los recursos de ese fondo desde hace más de 12 años. Todo lo anterior es causa de la quiebra de la UAN.
Cabe mencionar que jamás se rindieron cuentas de los saldos y movimientos del Fondo de Pensiones, las administraciones rectorales anteriores dispusieron de esos recursos sin informar a la comunidad universitaria, ni a la sociedad en general, dada la opacidad y discrecionalidad con que desde hace treinta o más años, se han manejado las finanzas de la UAN.
Cabe mencionar que para el 2019, la UAN tiene un presupuesto autorizado de 1,702.6 millones de pesos, de los cuales 1427.9 millones son aportados por la Federación y 272.7 millones por el Gobierno del Estado, pero como ya dijimos, resultan insuficientes, y la única solución que encuentran el rector y sus satélites de los tres sectores; SETUAN, SPAUAN Y FEUAN, es la de extender la mano para pedir más dinero y seguir dilapidando el presupuesto , que es dinero de nuestros impuestos, sin ningún freno ni control, es decir, SIN FISCALIZACIÓN O AUDITORÍA de la federación (ASF) ni del estado (ASEN); de tal suerte que a pesar de las denuncias por malos manejos presentadas, tanto a nivel Federal como Estatal, NO PASA NADA EN LA UAN QUE PUEDA SER INDICIO DE UN CAMBIO HACIA UNA ADMINISTRACIÓN MÁS HONESTA Y TRANSPARENTE, de acuerdo con las necesidades del Estado y del País, de promover una EDUCACIÓN SUPERIOR DE CALIDAD, para que los profesionales egresados de nuestra Máxima Casa de Estudios, la UAN, tengan el nivel que la sociedad demanda para que sean competitivos con los de otras universidades del país, y ¿Por qué no?, también del extranjero.
En Nayarit hay miles de jóvenes con deseos y necesidad de superación personal, y también maestros calificados, han sido las últimas administraciones las que han fallado y desviado de los nobles propósitos que dieron origen a nuestra Universidad Autónoma de Nayarit, hace más de 50 años.
Existen otras 8 universidades públicas en el país con problemas financieros, además de la UAN; las crisis de las otras universidades, pueden también deberse a la corrupción, aunque no podemos con certeza afirmarlo; lo cierto es que las 9 universidades, incluyendo la de Nayarit, requieren más de 5 mil millones de pesos de apoyo extraordinario, la UAN ha solicitado cerca de 400 millones más para este año.
Creemos que ya es tiempo de que nuestra UAN se maneje honesta y eficientemente, como dice el Presidente López Obrador al criticar la corrupción universitaria.

¿USTED QUE OPINA AMABLE LECTOR?
Sus críticas y comentarios al correo despachosimancas@hotmail.com
Ver artículos anteriores en la página www.desimancas.com.mx