Junto con su cuñado el también ex alcalde de Bahía, el finado Rafael Cervantes, causó un daño patrimonial a Bahía por más de 400 millones de pesos

.La ASEN interpuso denuncias penales contra José Gómez, ex funcionarios y constructores de la “Presidencia de Cartón”

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 12 de septiembre del 2019.- Van por la cabeza de los constructores de la Presidencia municipal de “cartón” de Bahía de Banderas y de ex funcionarios involucrados en el convenio arbitrario que obliga a ese Ayuntamiento a pagar una millonaria renta por 25 años.

La Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN), interpuso denuncias penales en contra de dos personas morales –las constructoras-, y ex servidores públicos de las anteriores administraciones de BadeBa que encabezaron en su tiempo, el extinto Rafael Cervantes y su cuñado, José Gómez.

El daño al erario público de Bahía de Banderas por este “elefante blanco” asciende a 400 millones de pesos cuando la inversión aplicada en la edificación de la alcaldía de cartón asciende únicamente a 38 millones de pesos.

El titular de la ASEN, Héctor Benítez, informó que estas denuncias se derivan  de una auditoría realizada el año pasado  donde se revisó desde la estructura física del inmueble hasta los trámites, permisos y contratos suscritos con la empresa constructora.

“El inmueble presenta daños estructurales que hacen imposible la instalación de las oficinas del gobierno municipal”, indicó Héctor Benítez.

Ante el riesgo inminente que representa la Presidencia municipal “de cartón”, se dictaron medidas cautelares informando a las autoridades de Bahía de Banderas del peligro que corrían al utilizarlo como oficinas.

El contrato establecido en su momento, por el alcalde Rafael Cervantes y dos  empresas constructoras se dio a través de la asociación público-privada pero el documento está lleno de irregularidades en la tramitología.

“Anomalías que van desde el propio terreno que no era propietario el Ayuntamiento sino un ejido, la falta de licencias, permisos, etc., el expediente técnico incluso de la obra no estaba concluido”.

El personal de esta instancia  encontró  elementos que indicaban conducta delictiva y se procedió a interponer la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

“Formulamos también una denuncia penal en contra de los constructores, dos personas morales, y los ex funcionarios que tuvieron que ver desde el 2014 con la suscripción de este convenio”.

Al arrancar la auditoría, la ASEN desconocía los litigios del ayuntamiento de Bahía pero más allá de ello, dicha instancia formuló esas medidas cautelares en función del interés  púbico   al constatar  esas irregularidades  en el edificio donde no hay oficinas,  están abandonadas e incluso vandalizadas.

“Instruimos a las autoridades  municipales que en esas condiciones no se estuviera pagando la renta que oscila a un millón 700 al mes”.

Finalmente, Héctor Benítez, expresó que el resolutivo del  Colegiado que ordena la destitución de las autoridades municipales no es definitivo, aún el Ayuntamiento de Bahía de Banderas tiene la posibilidad de promover  un incidente ante la Corte, instancia que a final de cuentas, resolverá  si  procede o no la destitución del alcalde Jaime Cuevas, y otras autoridades municipales.