• Los cuerpos policiacos inútiles

Por: Wilfrido Elenes Luna

Tepic, Nayarit; Martes 9 de Abril del 2019. – Un comando fuertemente armado, que se desplazaban en tres camionetas de modelo reciente, irrumpieron en la vecindad ubicada en la calle Rafael Buelna esquina con Tecuala marcada con el número 110.
En medio del terror de los vecinos y el llanto de mujeres sacaron a golpes a quien fue identificado como Luis Eduardo “N”, lo subieron a una de las tres camionetas y huyeron del lugar.
Con toda calma, todo indica que al parecer habían comprado el tiempo más que suficiente para ponerse a salvo en alguna de las lujosas casas de seguridad con que cuentan.
El hecho fue denunciado al módulo de emergencias 911, y después de un tiempo razonable para no toparse con los sicarios se presentaron los elementos de la Policía Estatal Preventiva, Policía Municipal y una nube de curiosos.
Con más retraso aún llegaron al lugar técnicos del Centro Científico de Comprobación Criminal (C5) para supuestamente recabar pruebas en el lugar de los hechos que conduzcan a la identificación y posterior captura de los sicarios.
El supuesto operativo de cajón, recorriendo algunas calles cercanas con sirena abierta, no se hizo esperar ante la burla de la ciudadanía que ya no cree en los mismos dados sus nulos resultados.
Así mientras aún se mantiene en suspenso los resultados de la búsqueda en la fosa clandestina encontrada en el medio rural de Xalisco, se cierra el círculo vicioso pues mientras no se identifican a los ejecutados, el número de personas en manos del crimen organizado va en aumento.
Un sabor a derrota persiste en la boca de los familiares de las diferentes organizaciones empeñadas en encontrar vivos o muertos a sus familiares levantados. No obstante, siguen a trote de caballo entre la impunidad y la apatía oficial.