*Permisionarios buscan otro aumento a la tarifa

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Miércoles 3 de Enero de 2018.- Transportistas vuelven a la cargada y en este 2018 regresan con nuevos bríos para conseguir un peso más de incremento a la tarifa del transporte público en la modalidad de combis y camiones.
En esta ocasión no realizarán paro del transporte ni otras medidas de presión para conseguir el alza del servicio, se irán por la vía del diálogo con la intervención de algunos diputados, advierte el dirigente de Transpornay, Ezequiel Llamas Alvarado.
Y es que tras el arranque del nuevo año, comenzó la escalada en los precios de los productos de la canasta básica, combustible y servicios de toda índole, por ende, el peso autorizado el pasado mes de octubre, no les sirve para nada.
Esta vez los concesionarios quieren hacer las cosas “bien” y por los conductos oficiales para evitar ser bateados por el gobierno en su pretensión de aumentar a 8 pesos la tarifa oficial de este servicio en la capital nayarita.
Andan muy moviditos y en su afán de no cometer errores, acudirán con los integrantes de la comisión del Transporte en el Congreso local para que sean ellos, el conducto con el gobierno del estado a fin de que les hagan caso.
Por lo pronto, la dirigencia de Transpornay ha sostenido pláticas con los permisionarios y choferes pero sin “paleros” que luego se venden al gobierno por unas migajas dejando en la indefensión a los que se la juegan para llevar un peso más a sus familias.
“Retomamos el tema, ya sin los compañeros que desgraciadamente en esos días, no sé con qué fin lo hicieron, dizque de negociar un peso pensando que la íbamos a librar pero estamos viendo que no”, afirmó.
Y es que Ezequiel Llamas asegura que el estudio realizado anteriormente por el mismo gobierno del Estado arrojó el costo de 8.5 a la tarifa pero el gobierno no estuvo dispuesto a sufrir las consecuencias políticas del incremento con el pueblo. Se les hizo más fácil “comprar” la conciencia de pseudo líderes del transporte como Carlos Saldate, Arnoldo Valdés y Pomposo Sandoval quienes firmaron el anterior acuerdo a título personal e incluso se rumora que al estampar la firma les taparían todas las corruptelas que hicieron para quedarse con los permisos clonados.
Mientras tanto, el resto de los transportistas sufren las consecuencias de este “agachón” de los pseudo líderes porque la mayoría de los permisionarios todavía deben las unidades e inluso, 4 camiones fueron recogidos por las afianzadoras al no poder pagar las letras de los vehículos del servicio público.
El líder transportista se mostró positivo de que los diputados puedan lograr un acuerdo directo con el gobernador del estado para que sin intermediarios, se analice el incremento a la tarifa.
El gobierno quedó formalmente de analizar un nuevo aumento a la tarifa hasta octubre pero es imposible esperar tanto tiempo, de ahí la pretensión de lograr un nuevo aumento.
“NO queremos que al rato porque alguien políticamente quiera quedar bien en que no aumente el transporte porque todo está incrementando y yo no encuentro por qué, siempre el transporte tiene polémica a sabiendas que es un negocio como cualquier otro”.
Ezequiel Llamas recordó que el servicio público de camiones urbano no está subsidiado y pese a ello, son los mismos permisionarios quienes ofrecen descuentos a la tercera edad, estudiante y minusválidos.
“No entiendo por qué siempre se cuelgan del servicio urbano todos los políticos pensando que se van a hacer más famosos”
Por lo pronto, la próxima semana buscarán ser atendidos por la Comisión de Transporte del Congreso local para que le den agilidad a la solicitud de incremento a este servicio.

Compartir
Artículo anteriorAmenazan: paro en la UAN
Artículo siguienteMis Archivos