Sin embargo, en la reunión de líderes de la Alianza que concluyó este jueves en Bruselas no se alcanzaron nuevos compromisos sobre los niveles de gasto en defensa

BRUSELAS

El presidente estadounidense, Donald Trump, presumió hoy de haber promovido el aumento de la inversión en defensa entre los miembros de la OTAN y afirmó que los aliados europeos y Canadá han “reforzado su compromiso” con el gasto militar “como nunca lo habían hecho antes”.

Sin embargo, en la reunión de líderes de la Alianza que concluyó este jueves en Bruselas no se alcanzaron nuevos compromisos sobre los niveles de gasto en defensa, más allá de reafirmar lo pactado en la cumbre de Gales de 2014, donde los países miembros decidieron destinar en una década el 2 % de su PIB a las fuerzas armadas.

Aun así, los jefes de Estado y de Gobierno aliados interrumpieron hoy su agenda para volver a abordar el gasto en defensa, después de que el presidente estadounidense reiterara en una intervención la necesidad de que se incremente su presupuesto militar.

La sesión de trabajo con los líderes de Georgia y Ucrania (aspirantes a entrar en la organización) fue suspendida por el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, para volver a tratar este asunto en el Consejo del Atlántico Norte.

La OTAN es ahora una máquina bien afinada”, subrayó Trump durante una rueda de prensa convocada de urgencia.

Según dijo, los miembros de la Alianza, sin incluir a Estados Unidos, han destinado desde el año pasado 33.000 millones de dólares al gasto en defensa, si bien ayer aseguró que se habían invertido 40.000 millones desde la cumbre de 2017 y lo consideró “un paso, pero un paso muy pequeño”

En cualquier caso, hoy añadió que esa cifra podría incluso superar esos 40.000 millones de dólares.

Finalmente, el secretario general de la OTAN confirmó en su propia rueda de prensa que desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 Canadá y los aliados europeos han añadido 41,000 millones de dólares adicionales al gasto del ejército.

Sobre la interrupción de la agenda, Stoltenberg explicó que los países de la organización sentían que no habían concluido la discusión sobre el reparto de la carga financiera el miércoles y que era necesario seguir con ella

Hemos logrado mucho con respecto a la OTAN. Durante años, presidentes (de Estados Unidos) han venido a estas reuniones y hablado de los tremendos gastos para Estados Unidos, y se ha conseguido un progreso tremendo (hoy). Todos han acordado elevar sustancialmente sus compromisos. Los van a elevar a niveles que nunca antes habían pensado”, comentó el presidente estadounidense.

En ese sentido, resaltó que los miembros de la OTAN gastarán “a un ritmo mucho mayor” para llegar al 2 %.