* Indignada la comunidad lésbico gay, clasifican el asesinato de transfobia

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; Jueves 15 de Marzo de 2018.- Hay indignación y enojo en la comunidad lésbico gay de Nayarit por el crimen de odio contra una sexoservidora transexual de nombre Sheila asesinada de un solo tiro en pleno centro de la capital nayarita.
La presidenta de la asociación “Ser Libre”, Mara Rojo exige justicia para su compañera y el inmediato esclarecimiento de este artero crimen que tiene todas las características de ser un caso de transfobia.
Este crimen de odio provocó pánico entre las más de cien trabajadoras sexualesde la comunidad LGTB que ejerce el oficio más antiguo del mundo quienes optaron por regresar a sus hogares y dejar de trabajar unos días en las céntricas calles de Tepic para no ser asesinadas.
O fue un loco que odia a los transgénero, la intentaron robar o la confundieron porque Sheila no se dedicaba a la venta de enervantes.
No se trata de un ajuste de cuentas porque los cárteles del narco -cuando asesinan-, lo hacen con grandes ráfagas pero a Sheila la mataron “directamente” de un sólo tiro porque ni siquiera tiene síntomas de haber sido golpeada.
Sheila era una sexoservidora oriunda de Guadalajara, Jalisco pero desde hace más de 3 años llegó a Tepic para dedicarse al sexo servicio, vivía con su pareja y nunca tuvo problemas con el resto de sus compañeras, informó Mara Rojo.
Fueron a matarla directamente, no tiene síntomas de que haya sido golpeada, levantada es un crimen de odio que no puede quedar impune, subrayó.
El crimen de Sheila se engloba como feminicidio porque las mujeres trans también entran dentro de la Alerta de Género que fue emitida para Nayarit.
“Desgraciadamente en lo que va del año se han registrado 4 feminicidios”, lamentó Mara Rojo.
Pero además, el centro de Tepic se ha convertido en una zona muy insegura, a plena luz del día se han cometido crímenes, la gente tiene miedo de transitar por las calles.
“La inseguridad en el centro rebasa a las corporaciones policiacas, esta ola de crímenes y asesinatos en el Estado ya es insostenible, el gobierno no puede con el paquete ¿o qué pasa?”, cuestiona.
La población amanece diario con la mala noticia de uno, dos y hasta tres muertos, algunos brutalmente asesinados, lo que es insostenible.
“Pero además, de los asesinatos hay robos a todas horas del día, muchas veces nosotros tenemos la culpa porque no levantamos una denuncia, y si no hay denuncia, no hay delito, por eso alzamos la voz para detener esta inseguridad”.
Por su parte, el dirigente de CODISE, Omar Cordero, levantó la voz para exigir justicia para Sheila, y coincidió en que es un crimen de odio contra la trabajadora sexual.
Hizo un llamado urgente a las autoridades que se inicie a tipificar sobre crímenes de odio y delitos con tintes de homofobia, transfobia, lesbofobia y todas las fobias a la diversidad sexual.
Apuntó que la alerta de género en Nayarit es letra muerta porque ni siquiera tiene presupuesto no se han implementados los protocolos para frenar la ola de feminicidios que se registran en el estado.
Sobre el caso de Sheila y el resto de sus compañeras que ejercen la prostitución reconoció que se arriesgan demasiado porque no saben quién es el cliente que las está contratando.
Exigió que las autoridades no vayan a empezar a disfrazar este crimen diciendo que es una víctima más de la delincuencia organizada o crímenes pasionales porque a todas luces es un crimen de odio por transfobia.