Bellas aficionadas se dieron cita en los estadios de la Copa del Mundo de Rusia para apoyar a sus selecciones. También hubo seguidoras locales que elegían equipo ajeno