Debido a que algunos no cumplen con los requisitos, serán removidos, reconoce delegado de SEMARNAT

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Viernes 16 de Febrero de 2018.- Recientemente se desató una ola de inconformidades por parte de comerciantes del puerto de San Blas, en contra de la alcaldesa Candy Yescas, a quien acusaron de prepotente y de querer quitarles la fuente de empleo que les ha permitido llevar el sustento hace a sus familias desde hace décadas.
En las denuncias de los afectados, detallan que la presidente municipal, pretende retirar las famosas “ramadas”, tradicionales restaurantes de playa, que han estado prestando servicios a turistas, desde principios de los años setenta.
Según los ramaderos, a pesar de que ellos tienen su permiso debidamente expedido por SEMARNAT y han pasado las revisiones hechas por PROFEPA, Candy Yescas no quita el dedo del renglón en su afán de retíralos. Se teme que la verdadera intención de la ex perredista, ex del partido verde y ahora priísta de Roberto Sandoval, sea la de colocar en esos espacios a comerciantes amigos suyos.
La delegación de SEMARNAT en Nayarit se deslindó de este escándalo, pero aclaró que hay algunas pocas ramadas, que no trabajan de manera permanente durante el año y que además no cumplen con los requisitos marcados en la normativa, específicamente a esas, explicó el delegado, Roberto Rodríguez Medrano, no se les permitirá colocarse:
“Sabemos que hay cierta molestia porque hay ciertas personas que sí tenían a intención de instalar sus ramadas, prácticamente pegadas a donde llega la ola, o el oleaje y sí tenían la intención de seguir utilizando estos espacios como renta de estacionamientos. Te repito, la ley prohíbe el ingreso de vehículos motorizados a la playa y simplemente estamos dando un ordenamiento en conjunto y a petición de la presidenta municipal en este tema y aquellas ramadas que cumplan con todos los requisitos necesarios, sí serán autorizadas, como se ha autorizado comercio ambulante”.
El titular de la SEMARNAT en Nayarit agregó que este tema de ordenamiento no es privativo de san Blas, se realiza en todas las playas y es en pro de que las personas puedan gozar de las playas sin restricciones o molestias y es que según el delegado Roberto Rodríguez Medrando, en San Blas es donde más desorden existe:
“Las playas de san Blas son de las más visitadas y en muchos momentos, en las que más desorden se encuentra en muchos sentidos. Nosotros estamos realizando cada una de las solicitudes para permisos transitorios en Matanchén y en la playa El Borrego para la instalación de ramadas”.
La postura de la alcaldesa de san Blas, sostienen los afectados, es en clara intención de retíralos a todos, incluidos los que tienen antigüedad y permisos en regla y temen que se escude en el programa de reordenamiento que lleva a cabo SEMARNAT.