*Pedirán para la UAN los bienes expropiados a los saqueadores de la universidad

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Miércoles 7 de Febrero de 2018.-
Todo el peso de la ley contra los presuntos saqueadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), que les quiten hasta el último de sus bienes, negocios, vehículos de lujo y propiedades para resarcir el daño económico a las arcas universitarias.
Luego de la acción de la justicia, tras asegurar 14 propiedades tanto del ex rector Juan López Salazar y su prestanombres, “el vigilante millonario” Milton Romero, el rector Ignacio Peña, solicitará a la Fiscalía General del Estado que los bienes asegurados sean entregados al Alma Mater para resarcir el quebranto financiero de más de 300 millones de pesos.
El aseguramiento de bienes de ilustres personajes de la UAN, tomó por sorpresa a Ignacio Peña pues no tenía informes de que la Fiscalía iba a proceder contra López Salazar y su compadre incómodo Milton, y sólo se dio cuenta de los hechos a través de las redes sociales.
Lo importante es que la averiguación sobre el desfalco de más de 362 millones de pesos detectados en el 2015 por la ASEN, culmine a la mayor brevedad para cerrar el tema y avanzar en los problemas internos del Alma Máter.
El rector como parte afectada, solicitó una reunión para este jueves con el Fiscal Petronilo Díaz Ponce con el fin de que le informe qué pasó con la investigación y cómo se tomó la medida de asegurar las propiedades del ex rector pero sobre todo, qué implica el aseguramiento de estas 14 propiedades.
“Saber si son aseguramiento para resarcir el daño que se le hizo a la UAN o el por qué de esta medida”, por lo pronto las autoridades universitarias cooperan con la investigación.
Como se recordará la ASEN destapo la cloaca en el Alma Máter al dar a conocer el presunto desvío de 362 millones de pesos como resultado de la auditoría correspondiente al 2015 y el quebranto financiero podría ser mayor porque en breve se dará a conocer la auditoria correspondiente al 2016 donde el primer semestre fue “administrado” por el ex rector prófugo de la justicia.
Ignacio Peña negó que proteja al “vigilante millonario”, Milton Romero, y aunque lo conoce desde hace muchos años, no son amigos, sólo conocidos e incluso fue tajante al asegurar que él ni nadie financió su campaña a la rectoría, como aseguran las malas lenguas.
“Alguna vez yo se lo reclamé porque hay un rumor muy fuerte de que incluso dio dinero a mí campaña. Yo se los puedo asegurar que no, a mí nunca él me dio dinero e insisto, no es mi amigo personal en el sentido que nos visitemos mutuamente pero cada vez que yo lo veo lo saludo sin ningún problema. Él ni nadie podrá decir que dio dinero para mi campaña”.
Sin embargo, este personaje Milton tan conocido en la UAN por cobrar como vigilante pero que nadaba en dinero y hasta supuestamente “prestó” los millones que luego le fueron devueltos con los famosos cheques depositados a su cuenta y de otro vigilante de nombre Fernando, sigue activo en las nóminas universitarias.
Sobre el tema, el rector Ignacio Peña reconoció que Milton Romero sigue activo en la institución pero el jurídico analiza si este aseguramiento de las propiedades, le da otro giro a la investigación que tenga repercusiones en el ámbito laboral con él.
“Yo quiero ser muy claro y honesto, hasta este momento, él sigue siendo trabajador activo porque la decisión que tomamos nosotros -con la asesoría de los abogados-, es que no puedo hacer una acción contra él mientras no se le declare culpable de algún delito. Y hasta el momento, no ha sido declarado culpable”.
Incluso, el mismo Ignacio Peña saludó a Milton el viernes pasado en los pasillos de la universidad, aunque desconoce si este miércoles, tras el aseguramiento de sus propiedades, se presentó a trabajar.
En el caso de Ernesto que es el otro vigilante quien recibió otro cheque con muchos ceros tiene suspendido sus derechos laborales con la institución hasta que no determine un juez lo conducente. Y Juan López desde hace menos no tiene relación laboral con el Alma Máter.
El rector universitario reconoció la urgencia para culminar los mecanismos legales que permitan quitar “esa sombra” que pesa sobre la UAN y se aclarare de una vez por todas el préstamo y la manera en que se pagó de forma irregular.