Por Carlos Delgado Camacho

¿Verdadero golpe de timón en la educación Nayarita?

* Queda en el aire la idea de que pudieran estarse intentando cubrir cosas más serias con “un simple despido” que se da justo cuando debe ya haber resultados de las Auditorías practicadas a la SE y SEPEN

Hace unos días se corrió la noticia de “la caída” de la señora Margaret Moeller, que venía fungiendo como Secretaria de Educación del Gobierno que (con serias dificultades) encabeza y dirige ANTONIO ECHEVARRÍA GARCÍA. En opinión de quien esto escribe, esta decisión era de esperarse, pues era más que evidente que su desconocimiento respecto al rubro de la educación pública, y particularmente en lo que significa el grueso de la misma, es decir LA EDUCACIÓN BÁSICA, era prácticamente nulo. Pero bueno, es más que evidente que su postulación al inicio de este gobierno no obedeció a cuestiones de experiencia y perfil para el caso, sino a simple concesión de una parte del pastel que se otorgó a uno de los grupos que participaron en la coalición que resultó ganadora en el pasado proceso electoral. Hecha esta aclaración y olvidándonos ya de esta “efímera” Secretaria, lo importante en este momento sería hacer un análisis global de este asunto, e intentar “adivinar” si con esto, nuestro joven gobernante nayarita verdaderamente está decidido a “DAR UN GOLPE DE TIMÓN” para corregir el rumbo en este importante sector; o si solamente será un “golpecito mediático” para tratar de “paliar” las crecientes críticas que diariamente se le hacen a su gestión en virtud de las fallas que desafortunadamente se aprecian en diferentes áreas de gobierno en función de la “novatez” de algunos de sus funcionarios que incluso, él mismo ha reconocido. Algo que no podemos dejar de lado en este sencillo análisis, es que “la renuncia” de la hoy ex secretaria se realiza en el marco, y quizá como producto de los resultados de LA AUDITORÍA que se ha venido llevando a efecto desde hace varios meses en las oficinas de la administración educativa tanto estatal (SE) como federal (SEPEN); cuestión de la que por cierto, no se ha emitido información oficial concreta hasta el momento, y que de no hacerse, por supuesto deja en el aire la idea de que pudieran estarse intentando cubrir cosas más serias con “un simple despido” de una titular (que sale por cierto sin dar ninguna declaración en su defensa) a la que se le culpa sólo de no haber pagado oportunamente a maestros en condición de interinos. Personalmente creo que muy interesante sería que ella diera respuesta a preguntas como las siguientes: ¿Por qué no les pagaba? ¿Tenía el dinero en sus manos y no lo entregó? ¿Estaba presupuestado tal recurso? ¿Quién firmó los contratos u otorgó los nombramientos a dichos maestros? ¿Fueron seleccionados conforme lo marca la norma vigente, es decir la Ley del Servicio Profesional Docente? Estas y muchas otras preguntas deja sin respuesta MARGAT MOELLER, y que ahora tendrá que responder el amigo profesor ARTURO ROBLES recientemente nombrado en sustitución. Por cierto y con ello volviendo al asunto de si en verdad el relevo de algunos funcionarios de educación tiene como propósito IMPULSAR CAMBIOS REALES, pronto estaremos en condición de comentarlo, pues habrá que verificar si AL NUEVO SECRETARIO le dan “margen de maniobra” y le permiten llevar “su equipo” de trabajo. De no ser así, es decir, si “lo rodean y maniatan” con colaboradores que obedecen a diferentes liderazgos políticos y partidistas como es costumbre, estaríamos en condición de asegurar que esto es una edición más del “acostumbrado gatopardismo” en el que se cambian las cosas pero para que sigan igual. En este caso la pregunta entonces sería…. ¿Cuál golpe de timón? Lo anterior lo expreso, en función de que en Nayarit “todo mundo sabe” que en el ámbito educativo, subsisten “caciques sindicales” tanto en el área estatal como en la federalizada, que están acostumbrados a que el gobernante en turno “los consulte” (y les dé jugada) en cuanto a las decisiones de POLÍTICA EDUCATIVA que piensa implementar. En este contexto, mis estimados lectores estarán de acuerdo con un servidor en cuanto a que en primerísimo lugar habría que indagar para saber si LA DESIGNACIÓN DE ARTURO ROBLES y algunos otros funcionarios de menor nivel que luego aparezcan, la decidió nuestro gobernante haciendo uso simple y llanamente de las facultades que su puesto le otorga, y sin consultar a quien no tiene por qué hacerlo. De ser así lo felicitamos, aunque creo que pronto veremos manifestaciones de inconformidad que por fortuna, tendrá a cargo apagar su Secretario de Gobierno que conoce ampliamente del asunto. Concluyo por mi parte celebrando el arribo de un individuo de indudable confianza para el régimen como lo es ARTURO ROBLES; quien además me consta, es “un verdadero profe” forjado en las aulas de diferentes niveles educativos y que por tanto, conoce muy bien del asunto que ponen en sus manos. ¡Suerte y enhorabuena!
COROLARIO.- Aprovechando, y en virtud de la cercanía del 15 de Mayo, me permito extender mi felicitación anticipada a todos los compañeros maestros nayaritas que hacen el esfuerzo cotidiano de atender con vocación y entrega a la niñez y juventud de nuestra entidad. ¡Salud!