*Ya se maneja que Sonia Ibarra, dejará la SEDESOL, por la “traición” política que le hizo Naranjo al Gobernador; en respuesta los perredistas ya están listos para “renunciar” a la Tesorera Municipal de Tepic, Rocío Lozano Cárdenas, impuesta por el PAN

Por Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit; Jueves 5 de Abril de 2018.- Ya se empezó a manejar como “reguero de pólvora” que de un momento a otro, la exdiputada perredista, Sonia Ibarra Fránquez, será destituida de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado, como consecuencia de las ambiciones y de la “traición” político-electoral que le hizo su esposo, el líder perredista, Guadalupe Acosta Naranjo, al Gobernante nayarita, Antonio Echevarría García.
Fuentes cercanas al Gobierno del Estado, confirmaron a éste respecto, que la ambición desmedida de Guadalupe Acosta Naranjo, por el poder político, le costará la “chamba” a su esposa, Sonia Ibarra Fránquez, al frente de la SEDESOL, su posición es insostenible, por lo tanto, se prevé que su salida de la dependencia “es inminente”, aseguraron.
De esta manera, la exdiputada local perredista en vista de las circunstancias políticas tendrá que pagar los “platos ratos” que destruyó su marido, el líder perredista, Guadalupe Acosta Naranjo.
Ya que como se informó, el pleito entre Naranjo y el mandatario estatal, empezó con el reparto de las candidaturas a diputados federales y senadores entre el PAN y el PRD.
Según el acuerdo, las candidaturas se iban a repartir de la siguiente manera: al senado iría uno del PAN y otro del PRD, de la corriente de los “Galileos”, y las diputaciones sería el distrito 2 y 3 para el PAN y el primero para el PRD; fue así que quedaron en las fórmulas de senadores, Gloria Núñez Sánchez del PAN y Acosta del PRD.
En cuanto a los Distritos dos y tres, se acordó que serían para los “panistas”, en este caso para Ivideliza Reyes y Héctor Paniagua, quedando el primer distrito para el PRD, a la corriente de los “Chuchos”.
De esta manera, Naranjo, metió como candidato a diputado federal por el Primer Distrito al alcalde de Santiago, Rodrigo Ramírez Mojarro (El RR); y como una muestra de cortesía política, le cedieron al gobernador Antonio Echevarría para que designara él al candidato a diputado federal suplente, designando al exdiputado local, David Estrada Cervantes.
Sin embargó, aquí fue donde reventó el problema, ya que cuando las listas de los candidatos llegaron al INE, el representante del PRD ante el órgano electoral, que es gente de Acosta Naranjo, tras recibir “línea” decidió borrar de la lista a Estrada Cervantes para registrar en su lugar a Gabino Jiménez.
Esta situación enfureció al gobernante nayarita, quien decidió retirarle su apoyo a todos los candidatos impuestos por Naranjo; fue así como el “RR”, Rodrigo Ramírez Mojarro, declinó a la candidatura por el primer distrito electoral, la cual quedó en manos del expriista, Jorge “El Peque” Vallarta, hijo del Doctor, José Lucas Vallarta Robles.
De esta manera, la relación política entre Naranjo y el Gobernador, Antonio Echevarría García, se convirtió en un pleito irreconciliable, el cual traerá graves repercusiones a corto, mediano y largo plazo, entre ellas, la “caída” de la esposa de Naranjo, la exdiputada local perredista, Sonia Ibarra Fránquez, de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado.
Sin embargo, los perredistas ya están preparados para dar respuesta inmediata al Gobierno Panista de Toño Echevarría, pues ya tienen preparada la “renuncia” de la Tesorera Municipal de Tepic, la panista, Rocío Lozano Cárdenas, quien fue impuesta precisamente por el mandatario estatal.