El indicador económico llegó a los 234 puntos este lunes, un nivel no visto desde el 8 de febrero del 2017.

Los participantes del mercado se encuentran nerviosos ante la inquietud que existe sobre las políticas económicas que está implementando el gobierno entrante, como la realización de una consulta ciudadana para tomar la decisión de continuar o no con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el cual finalmente se canceló.

El riesgo país de México comenzó a presionarse a partir de octubre (178 puntos); sin embargo, hacia finales de dicho mes el nivel ya se encontraba en 213 puntos, derivado de la inquietud que había sobre los comentarios realizados por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en torno a que Petróleos Mexicanos (Pemex) dejaría de exportar crudo en el mediano plazo.

En noviembre, este indicador económico se presionó más hasta superar los 230 puntos, explicado por la continuación del nerviosismo de los inversionistas, dada la decisión de las calificadoras de cambiarle la perspectiva de Positiva a Negativa a la deuda soberana de México.

En mes y medio, el riesgo país de México se ha incrementado 56 puntos base, pero con respecto a principios de año ha aumentado 45 puntos.

Perdiendo confianza

En el mercado trascendió que el repunte de este indicador económico es un síntoma de que los inversionistas están perdiendo la confianza sobre la evolución de la economía del país, por lo que, el mercado mexicano tiende a pagar un mayor premio a los inversionistas extranjeros para que sigan trayendo sus capitales al país.

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar, destacó que este nivel no se veía desde el 8 de febrero del 2017, cuando el indicador se encontraba en 233 puntos.

El especialista dijo que el incremento de la aversión al riesgo en el mercado mexicano se explica por factores internos, como las consultas ciudadanas realizadas por el nuevo gobierno que no las aprueba el mercado por falta de legalidad.

Salazar agregó que las actuales propuestas, como la eliminación del cobro de comisiones de los bancos, así como la iniciativa de ley hacia las empresas mineras y el proyecto del Partido del Trabajo de eliminar las afores, están generando mayor nerviosismo en mercado.

Por su parte, el subdirector de Estrategia de Tipo de Cambio, Santiago Leal, mencionó que también la parte externa ha contribuido al aumento del riego país de México, principalmente lo relacionado con la expectativa de mayores incrementos en la tasa de la Reserva Federal.

Mencionó que la fuerte caída del precio del petróleo registrada en las últimas cinco semanas y que supera 30% es otro factor que explica la mayor aversión al riesgo en el mercado mexicano, debido a que viene a presionar las finanzas públicas.

Donald Trump vuelve a agitar a la moneda mexicana

El peso comenzó la semana con presiones alcistas y superó el precio de resistencia de 20.50 pesos por dólar, resultado del nerviosismo que generó el tuit del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con relación a la advertencia que le hizo a México sobre los migrantes.

El mandatario comentó que el gobierno mexicano debe deportar a los migrantes centroamericanos, a quienes calificó de criminales, y anticipó que de ser necesario cerraría la frontera sur de Estados Unidos.

El tipo de cambio concluyó en 20.630 pesos por dólar en operaciones interbancarias a la venta, con respecto a la jornada anterior (20.3950 pesos), lo que representó una depreciación de 1.15%, equivalente a una pérdida de valor de 23.50 centavos.

La moneda mexicana lleva tres días de depreciación acumulando una pérdida de valor frente al dólar de 1.97 por ciento.

En lo que va del 2018, la divisa lleva una pérdida de 4.94%, esto es un saldo negativo de 92.40 centavos.

En el mercado electrónico, a las 19 horas, la paridad operó en 20.5560 pesos por dólar, frente al nivel registrado en la sesión previa (20.63 pesos), resultó una ligera apreciación de 0.36 por ciento.

El analista técnico de Monex, Francisco Caudillo, comentó que el escenario para el peso se ve complicado tanto en corto como en mediano plazo debido a la incertidumbre que existe sobre el rumbo que tomará el nuevo gobierno.

¿Qué es el Riesgo País?

Este inicador mide el grado de confianza de los inversionistas extranjeros de tener títulos gubernamentales y resulta de la diferencia entre los bonos a plazo de 10 años denominados en dólares de México y Estados Unidos.

La baja de este indicador económico es un síntoma de que existen algunas variables de la economía que no marchan bien, por lo que en muchas ocasiones los inversionistas extranjeros tienden a exigir un mayor premio para seguir trayendo sus capitales al país.

Riesgo país mide es el riesgo de una inversión que considera factores específicos y comunes de una cierta nación, donde se estima el tono político, económico y seguridad pública, además, está relacionado con la solvencia del gobierno federal.

El riesgo país es calculado con base en el Emerging Markets Bonds Index o indicador de Bonos de Mercados emergentes, el cual es estimado por JP Morgan Chase, banco estadounidense especializado en inversiones.