Por: Miguel Castillo Sandoval

Tecuala, Nayarit. 07/02/18. – Tecualenses de varias colonias de este inseguro municipio abordaron a este corresponsal de Realidades para manifestarse por este medio informativo, y denunciar públicamente lo descuidadoque tiene el presidente municipal, la seguridad de los ciudadanos de bien.
Manifestaron las fuentes:“En la colonia del tacote por la calle GuillermoPrieto al poniente, sujetos aprovechando la encubridora de la noche, la nula actividad de de la policía, el primer robo lo cometieron rompiendo la pared, llevándose algunas joyas, a sabiendas que los polis no vigilan por eso rumbos alejados del centro, volvieron al mismo lugar, pero ahora rompiendo el techo por donde entraron y salieron con una plasma y otros productos domésticos, de estos hechos se desconoce si las autoridades municipales tienen conocimiento”.
En la colonia Patria Nueva, los colonos señalan a dos sujetos adictos a las drogas, que tienen azoradas a todos los vecinos de la colonia, nomás se les pone y se meten a las casas, “les tenemos miedo pues diario andan drogados y alcoholizados, estos sujetos se ponen de acuerdo para evadir los rondines de la policía municipal”.
Un comerciante en tortillas manifestó:“Mi negocio fue saqueado rompieron la pared para meterse a mi negocio, cuando llegué otro día abrir, me llevé la sorpresa que dejaron limpio el negocio, una cosa curiosa, pero no nueva, compro aceite comestible que me traen de Baja California, o sea, nadie lo utiliza, curiosamente me encuentro que un sujeto estaba vendiendo el mismo aceite que utilizo, le pregunté que dónde lo compró y el sujeto manifestó que lo compró en Aurrera, pero es mentira”.
Por seguridad de los denunciantes guardamos los nombres en el anonimato. La Glorieta a la entrada de Tecuala, se especula que los cacos se llevaron las letras que formaban la palabra orgullosa y algunas lámparas, pues de la noche a la mañana ya no se vieron en la glorieta.
Según los denunciantes toda esta robadera es por la nula vigilancia policiaca, y la ineptitud del presidente municipal quien no quiere mejorar los servicios y no quiere invertir en seguridad, se la pasa llorando que no tiene dinero y por lo tanto los elementos de seguridad pública no pueden realizar su trabajo,“créalo señor periodista, cuatro policías día y noche cuidando que remodelaran un puesto del mercado municipal intimidando a un humilde churrero, le dicen que quite o lo levantaran, mientras las colonias al libre albedrío de los delincuentes”.
De todos los afectados siguen con el Ave María en la boca, pues los cacos andan libres como los pájaros haciendo daño, más de cien días de Gobierno de López Rojas y la delincuencia crece cada díamás.
La ciudadanía reconoce el trabajo de los elementos de seguridad pública, quienes trabajan a medias gracias a la mediocridad del presidente municipal quien sólo se está dedicando a robar más no a invertir en servicios públicos, quienes laboran en seguridad pública no tienen la culpa de tener un presidente municipal falto de tacto para saber manejar una administración municipal.
Terminan diciendo Dios no agarre confesados, mientras nuestro presidente Heriberto López Rojas (a) El Titiyo se la lleva luciendo en eventos con todos los lambiscones de su gabinete.