*Armando “El Guayabo” Reséndiz inicia bien su carrera profesional

Por: Martín Carrazco
Tepic, Nayarit. Domingo 25 de febrero del 2018.-
Qué noche la del pasado sábado en el palenque de la Feria, que hay que reconocer que todas las peleas estuvieron bien, se registró una muy buena entrada, pero sin duda la que se robó la noche por la paliza que se dieron fue la de el Cholo Barajas y el Changuito Tapia.
Una pelea que fue espectacular por la cantidad de golpes que se tiraron arriba del ring, cómo se retaron a soltar golpes y hay que reconocer que el Cholo fue quien propuso la pelea; en el último round vimos una vez más los estragos de Changuito Tapia que cuando le pegan en las zonas blandas batalla, el referee le quitó un punto a Cholo por un cabezazo que fue más un choque accidental.
Increíblemente la comisión del terror hizo su trabajo, un juez que está pelado con Luis Curiel hizo lo suyo, un referee que tiene que saber separar lo profesional de lo personal; increíblemente El Changuito ganó por decisión “unánime”, lo que ocasionó que el público arrojara Tortas, cervezas, Hielos, de todo, ante el malestar, creo que un empate hubiera sido justo pero votaron por una comisión que no se capacita y que no entrega cuentas y que se cobra facturas personales, ahí está el resultado. No da a conocer las puntaciones de cada juez, sólo hubo dos de ring, esa es la claridad de la temible comisión de box; están todos arrepentidos ya que son más de lo mismo.
Por su parte, el joven Armando “El Guayabo” Reséndiz dio cátedra de Boxeo ante Diego Kali Mojarras que no tiró golpes y cuando lo hizo bajó la guardia para que el Guayabo lo tumbara con el mismo golpe que lo conectó en tres ocasiones.
Ganó Reséndiz, un joven que tiene mucho futuro, pasó su primera prueba y muy bien se vio con movilidad, poder de puños, contra golpeador y lo más importante, se adaptó rápido del amateur al profesionalismo, fue el que más gente llevó al palenque de la feria; es un imán de taquilla, le deseamos lo mejor para el orgullo de Rincón de Guayabitos que ojalá el Guayabo reciba un patrocino de la Asociación de Hoteles de Compostela.
Ashley “La Chiquita” González dio una gran pelea, fue exigida y respondió muy bien ante Oli “Maravilla” Álvarez que terminó cediendo el terreno ya que fue cruzada, en más de una ocasión ganó la nayarita que sigue dando cátedra de boxeo.
Una pelea de verdaderos guerreros fue la de Carlos “El Rajas” Guardado que soltó sus mejores golpes ante un José “El Pulgarcito” Olivarría que aguantó a tambor batiente ya que no cayó y terminó la contienda el Raja Diablos todo lleno de sangre del Pulgarcito ganó por decisión unánime.
En los 90 kilos fue espectacular Omar “El Niño de Oro” Ruiz que se impuso ante Raúl “El Chocolate” Ruiz, en esta pelea fue muy ortodoxa se dieron demasiado golpes ilegales, ésta culminó a decisión unánime, nadie sabe y nadie supo cómo quedaron las tarjetas, la comisión del terror volvió a ser de la suyas.
Una pelea que fue acertadamente parada fue la de Luis “El Diamante” Gómez que le hizo falta bravura y técnica para entrar a ganar, muy bien el mazatleco Valentín Hernández que vino a pelear, ganó en el tercer round al minuto con 53 segundos.